Pareja

Expectativa versus realidad en el sexo

Te mandas a depilar, bajas 10 kilos, te peinas y maquillas… ¡¿Y él te sale con ESO?! Expectativa versus realidad en la cama.

Cuando nos gusta alguien y apenas estamos empezando a salir con esa persona, nos llenamos de expectativas sobre cómo será en la cama. La tensión sexual se va incrementando con cada mirada, con cada roce, con el calor de los cuerpos abrazados, hasta que… ¡qué decepción! 

Más allá del típico mito de “es que lo tenía chiquito”, existen muchas más cosas que pueden decepcionarte en el momento de llegar al sexo, y cuanto más grande sea la expectativa, mayor es la decepción. He aquí algunas de ellas…

-El tamaño de su miembro no concuerda con el color de su piel: Algunas mujeres tienen gran expectativa con respecto a la proporción cuando van a la cama con hombres de raza negra, pero pueden decepcionarse, porque un estudio realizado por la Universidad de Indiana encontró que la raza no es buen predictor del tamaño del miembro.

Ver Video

-No soportas su olor: Puede que esta decepción no tenga nada que ver con el aseo, sino con eso que llaman ‘química’. Varios estudios demuestran que a las mujeres les atraen los hombres cuyo olor indica que tienen diferente sistema inmunológico que el de ellas.

-Se vino muy rápido: Por más expectativa que tengas, casi la mitad de los hombres llegarán antes que tú; Harry Fisch, autor de The New Naked: The Ultimate Sex Education for Grown-Ups (El nuevo desnudo: La definitiva educación sexual para adultos) indica que el 45% de los hombres termina en 2 minutos.

-El juego previo no compensa su egoísmo: Besos, caricias y demás juegos previos no compensan un mal polvo; un estudio publicado por The Journal of Sexual Medicine, reveló que el éxtasis femenino en realidad está más relacionado con la duración del sexo que con los juegos previos. 

Ver Video

-Se le va la lengua: Y por desgracia no literalmente, sino en sentido figurado. Comentarios durante y después del acto pueden decepcionarte, como que diga algo sobre tu aspecto físico (créelo, no falta el idiota que te recomiende un ejercicio para tonificar tus muslos) o tu desempeño sexual.

-Se enoja si no haces lo que él quiere: No hay nada peor que un tirano en la cama, y eso lo saben muy bien aquellas personas que ceden ante extrañas peticiones sexuales solo por evitar disgustos. Según datos de la OMS, un 30% de las mujeres han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su pareja.

-Te quiere “hacer un hijo”: No sabemos si para ti es así, pero para muchos hombres y mujeres asociar el acto sexual con bebés, ¡acaba con el deseo tan rápido con un buen baldado de agua! Estudios demuestras que asociar el sexo con la reproducción le quita lo lúdico y afectivo al acto.

-Se preocupa demasiado por tu orgasmo: A ninguna mujer le gusta ver a un hombre preocupado y ansioso, que ha dejado de lado el placer de hacer el amor por perseguir el único objetivo de hacerte alcanzar un orgasmo, y que al final hace la incómoda pregunta “¿quedaste satisfecha?”, como si de calmar un ansia se tratara.

Ver Video

¿Tienes alguna anécdota de expectativa versus realidad en el sexo? ¡Compártela con Vibra!

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button