Pareja

Problemas sexuales frecuentes en la pareja

Todas las parejas pasan por estas situaciones y aunque estemos en el punto más candente cualquier detalle puede ser una razón para que el “asunto” no funcione en la cama, te dejamos estos problemas frecuentes con sus posibles soluciones, así que deja del temor y vergüenza si te ha pasado algo de esto.

1. Él no te satisface, pero cree que sí lo hace

problema

Muchos hombres tienden a utilizar las mismas técnicas que les funcionaron con otras mujeres, por eso, a menos que le digas lo contrario, creerá que a ti también te gustan.

Hay dos maneras de comunicarle a tu pareja lo que te gusta que te haga.

a) Simplemente toma su mano y guíala hacia tus puntos más calientes. En silencio puedes indicarle el ritmo, el tiempo y la técnica.

b) Al hacer el amor puedes decirle frases como “¡mmm… eso me gustó!” y cuando te pida que le expliques, dile cómo hacer algo que tú sabes que a ti te gusta y que se parece un poco a lo que él estaba haciendo. De esta forma lo harás sentir como si hubiese sido él quien encontró por sí solo tus puntos candentes.

Si estos trucos no te funcionan, tendrás que ser más clara. Sólo ten cuidado de cómo se lo dices, recuerda que estos temas deben tocarse con mucha delicadeza.

2. Dificultades técnicas

problema3

Los expertos dicen que los problemas de desempeño sexual pueden ser fisiológicos o psicológicos. Una dieta inadecuada, el estrés o la falta de ejercicio pueden ser los causantes.

Si tu pareja no funciona bien, apóyala diciéndole que este tipo de problemas son comunes hasta en los más jóvenes. Entre menos lo presiones, más probabilidades de recuperarse tendrá.

La mayoría de estas dificultades suelen ser temporales, pero si continúan, lo mejor será visitar un terapeuta sexual.

Si la próxima vez la erección desaparece, no se detengan, él puede complacerte oral o manualmente y al ver que puede excitarte de otras formas se sentirá mejor.

Si eres tú la que tiene dificultades para llegar al clímax, o tienes resequedad vaginal, acude a tu ginecólogo, ya que podría tratarse de algún trastorno de tipo hormonal o de salud reproductiva, tal como infecciones vaginales o urinarias.

3. Tu libido es mayor que la suya

problema2

De vez en cuando las parejas pasan por momentos en que uno de los dos no tiene ganas de hacer el amor. Sin embargo hay otras parejas muy dispares en este sentido y van a distintas velocidades. El problema se agrava cuando él no tiene tú mismo nivel de pasión, cosa que jamás admitirá. O por el contrario, hay mujeres que se avergüenzan de tener una libido mayor a la de su pareja.

En primer lugar deben descartar algún problema físico. El estrés, algunos medicamentos antidepresivos y ciertos problemas de salud disminuyen la libido.

Si son otras las razones que los hacen estar mal sincronizados, pídele a tu pareja que te complazca manualmente cuanto tú quieres y él no, o viceversa.

4. Han caído en la rutina

problema1

Al principio cuando están experimentándolo todo, el sexo es novedoso, pero tiempo después las parejas ya saben qué puntos tocar para darle placer a su pareja y continúan haciendo “lo que funciona”.

Para eliminar la rutina de su vida sexual, sugiérele a tu pareja intentar revivir la actitud aventurera del inicio. Cómprate ropa sexi, háganlo en otra habitación, experimenten nuevas poses y movidas. Verán que con la innovación la adrenalina subirá de nuevo a los niveles del principio.

5. Siempre te toca a ti tomar la iniciativa

problema5

La mayoría de las mujeres prefieren que sea el hombre quien tome la iniciativa en el sexo, y pueden sentirse un poco incómodas cuando a ellas les toca tomar siempre la iniciativa.

Quizá hayan caído en el aburrimiento de la rutina sexual. Para salir de esta situación revisen el historial sexual de ambos. Si él era quien siempre tomaba la iniciativa y ahora ya no lo hace, probablemente esté cansado o aburrido de hacer siempre lo mismo en la cama, así que lo mejor será probar nuevas cosas. Juega con él, tiéntalo con sugerencias sexis y luego hazte la ‘difícil’ para ponerlo de nuevo en el papel de conquistador, un papel motivante para los hombres.

Ahora si siempre ha sido un tanto tímido respecto al sexo, puede ser por la manera en que fue criado, tal vez le enseñaron que no debe ser agresivo con las mujeres y aunque quiere sexo puede sentir que te está presionando. Si es este el caso, utiliza estímulos visuales para darle luz verde. Seguro que no podrá resistirse.

Tomado de Terra

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button