Pareja

Si ya conoces el 69, es hora de practicar el 68

Sea lo que sea, siempre hemos estado acostumbrados a escuchar acerca de la famosísima posición del 69, pero, ¿te atreverías a probar una de sus variantes? Te contamos todo lo que debes saber antes de practicar el 68.

Se descubrió una curiosa variante del 69 que incluso genera más placer, así que vale la pena probarla. Si bien el 69 es una de las posiciones sexuales más populares, no es la única ni la mejor, y basta con tan solo restarle uno para aumentar el placer. Así como la afamada posición, el 68 cuenta con una técnica bastante particular, aunque requiere de cuerpos vigorosos y fuertes.

La principal diferencia entre estas dos, radica en que, mientras que en el 69 ambas partes dan y reciben por igual, aquí solo una recibe y la otra da. Puede sonar egoísta, pero, ¿qué es lo que la hace tan particular y atractiva?

gusto

Vibra también con:

Un 6 y un 8…

En caso de que quieras llevarla a cabo, toma apunte y mantén en mente las recomendaciones. La parte activa se acuesta sobre su espalda, con las rodillas dobladas y dispuesta a recibir sobre sí el peso del cuerpo de la otra persona. El pasivo se tumba boca arriba, apoyando la cabeza entre las piernas de la pareja, dejando caer el resto de su cuerpo a lo largo del torso del activo. Finalmente, el que está encima abre los muslos sobre la cabeza del otro. Solo queda relajarse y disfrutar.

68

Además de ser lo último en guarachas en lo que a placer oral concierne, el 68 deja las manos libres para así tener acceso a cualquier técnica, dando rienda suelta a la creatividad y al placer. Por su parte, la persona que se encuentra arriba puede usar las manos como se le ocurra, por lo que esta nueva posición permite experimentar de mil maneras diferentes, rompiendo las limitaciones y reglas de juego del 69.

Sabemos que parece algo sencillo, pero la verdad es que requiere de algo de fuerza y manejo corporal, por lo menos para que la parte pasiva no termine aplastando a su compañero. Para esto se recomienda apoyar los codos sobre la cama, para poder alivianar un poco el peso sobre la otra persona.

¡Cuéntanos qué tal te parece esta nueva posición! ¿La practicarías con tu pareja?

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button