Tips y trucos de belleza

¿Quisieras un masaje con piedras calientes?

Masajes de todos los tipos, para todos los gustos y tan beneficiosos física como sicológicamente, ojala pudiéramos tener uno cada semana, con gel o piedras, como tú los quieras y en cualquier lugar del cuerpo.

Además de la enorme sensación placentera que produce, este masaje es muy beneficioso. Basado en la cultura oriental y popularizada en los últimos años gracias a Hollywood, este tratamiento ha ayudado a muchas personas a sentirse a gusto en su cuerpo. Si quieres saber más, te damos las claves de este tratamiento con piedras calientes.

Reduce los dolores crónicos. Si sufrís alguna patología crónica o dolores en las articulaciones, no hay nada mejor como someterse a un masaje con piedras calientes. Ayuda a equilibrar nuestros dos organismos básicos: el circulatorio y el óseo.

cronicas

Ayuda a liberar estrés. El placer y la relajación que sentimos es tan fuerte que hace que liberemos estrés y nos olvidemos de los problemas del trabajo. Muy recomendable si tenéis problemas de ansiedad.

liberarestres

Revitaliza la piel. Además de los beneficios anteriores y del bienestar interior, el masaje con piedras calientes nos ayuda a revitalizar la piel. La aplicación de las piedras a altas temperaturas provoca una reacción en la piel que acelera el proceso de activación y de circulación del sistema sanguíneo, proporcionando unos resultados visibles en poco tiempo. La sudoración de la piel ayuda a la regeneración de ésta, además de aportar una sensación de relajación en estado puro.

piel

El masaje con piedras más común es el de la espalda: esta parte del cuerpo es uno de los focos de dolor y molestias principales del organismo, y su relajación ayuda a mejorar nuestra calidad de vida. Si padecéis algún dolor en el cuerpo y no hay manera de que se vaya, probad con esta revolucionaria técnica.

Tomado de Nosotras

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button
Close