BienestarRecetas saludables

Alimentos para tener “cero panza”

David Zinczenko, coautor del ‘best-seller’ Eat This, Not That! y autor de Zero Belly Diet, revela los alimentos clave para bajar la panza según su plan.

Cero Panza se basa en la ciencia innovadora de “genes nutricionales”. Eso es el estudio de cómo ciertos alimentos desencadenan que nuestros genes de grasa se activen, o desactiven. A principios de 2014 reuní un panel para probar el programa Cero Panza, y quedé impactado con los resultados: La persona promedio perdió 10.1 centímetros de su cintura; en solo seis semanas.

La clave de este programa es un programa de alimentación científicamente probado que ataca tus genes de grasa; “desactivándolos” y haciendo que la pérdida de peso sea automática. No hay conteo de calorías, no hay privaciones.

estomago

Cero Panza funciona de tres formas:

  • Reduce la hinchazón al reducir el exceso de sal, lácteos y endulzantes artificiales. Algunos de los panelistas de la prueba perdieron hasta 7.6 centímetros de su cintura en solo siete días.
  • Sana tus intestinos al alimentar los microbios “buenos” en tu vientre. Un intestino equilibrado reduce la inflamación y te ayuda a desactivar tus genes de grasa.
  • Turbocarga tu metalismo con proteínas magras, grasas saludables y fibra de calidad.

alimentos

Una vez que desactivas tus genes que almacenan grasa, no tienes que preocuparte por contar calorías. Solo tienes que asegurarte de que comes la combinación correcta de alimentos. Hay nueve alimentos sencillos que puse en una lista que es fácil de recordar debido a que explica la “cero panza”, y estos alimentos incluyen:

  1. Smoothies de plantas que incluyen proteínas, grasa saludable y fibra, y que contienen resveratrol. El resveratrol puede encontrarse abundantemente en frutas rojas, mantequilla de maní y chocolate oscuro.
  2. Los huevos contienen un nutriente llamado colina. Los investigadores creen que desactiva los genes para ganar grasa visceral.
  3. Las frutas rojas como una manzana pueden ser algunas de las comidas más saludables. Mientras más profundo es el color, más efectivas son para ayudar a desactivar los genes de obesidad.
  4. El aceite de oliva y otras grasas saludables pueden ayudar a controlar el hambre hasta por cuatro horas. Frijoles, arroz, avena y otras fibras pueden funcionar con la bacteria de tus intestinos para desactivar los genes de la diabetes. La avena es una gran forma de comenzar el día y si es un poco dulce puede satisfacer tus ganas de algo dulce.
  5. La proteína vegetal adicional puede encontrarse en la soya o nueces y semillas como almendras, nueces o semillas de girasol. También puedes añadir un polvo de proteína de planta a cualquier smoothie que hagas. La carne magra puede ayudar a mantener alto tu metabolismo. Las carnes magras incluyen pechuga de pollo sin piel, la parte de carne blanca del pavo o los cortes magros de carne (a menudo tendrán las palabras “lomo” o “redondo” en el nombre).
  6. Los vegetales verdes, té verde y vegetales brillantes pueden ayudar a reducir la inflamación y ayudar a desactivar los genes de almacenamiento de grasa. Los vegetales brillantes y coloridos también añaden color y crujido a tu plan de comidas. Tus especias y sabores favoritos como la canela, jengibre e incluso el chocolate oscuro pueden reducir la inflamación y atacar tus genes de grasa.

Tomado de CNN

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button
Close