Bienestar

Consejos para evitar la violencia doméstica

Si estás envuelta en una situación de violencia en tu casa, o crees que es algo que te pueda suceder con la persona que compartes tu vida actualmente, tal vez debas leer esto y así evitar una tragedia. Si es algo que te está sucediendo, no te calles, denuncia.

Los problemas como este, que llamamos sociales, empiezan siendo individuales. He aquí unas verdades sobre el abuso contra la mujer. ¡Abre los ojos!

1. Al abusador se le nota por encima lo que da. Por eso la mujer o la joven que busca pareja, tiene que observar antes de enamorarse porque si se enamora primero, se ciega. Observa si un hombre es excesivamente acaparador de tu tiempo y tu persona y/o desesperado por casarse. Sobre todo, observa esta “bandera roja”: ¿reacciona de manera agresiva e irracional ante situaciones, aunque no tengan nada que ver contigo? Si alguien te hace algún comentario en esa vía, no te ciegues.

2. Averigua todo lo que puedas sobre su juventud, su adolescencia, amistades y relaciones familiares. Por ejemplo, si en la escuela todo lo arreglaba a puños, los próximos pueden ser para ti. Por otro lado, su familia primaria puede ser muy reveladora porque moldea el carácter de una persona.

3. Hay violencia contra la mujer a todos los niveles sociales, educativos y financieros. A cualquier nivel, hay hombres con personalidades perturbadas y esqueletos en el clóset.

4. No pienses que estás exenta de este problema porque eres inteligente. Mi profesor de psicología anormal decía que la inteligencia corre paralela a las emociones. ¿Qué significa? Puedes ser una mujer brillante y si no tienes tu autoestima en su lugar correcto y unas necesidades emocionales que se nota que quieres llenar, un abusador puede salir a tu paso (ellos saben a quién escogen).

5. Si ya estás en un ciclo de abuso, por favor, ¡no te lo niegues a ti misma! Tu situación no va a mejorar, va a empeorar. No solo estás en riesgo emocional, psicológico y físico, sino ante el riesgo de perder tu propia vida.

6. A veces, la crianza que recibimos justifica el tipo de relación que he descrito. Tienes que echar a un lado los conceptos culturales y darle paso a creer que te mereces una relación saludable de pareja, donde el hombre te toma en cuenta y te respeta como ser humano.

7. Deja de justificar lo inexcusable y empieza a planificar el final de esa relación de la manera más segura. Busca ayuda profesional para que estés fuerte durante el proceso y no repitas ese patrón de pareja.

Fuente: Huffpost Voces

¿Tienes problemas de violencia doméstica? Cuéntanos aquí.



Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button