Bienestar

Día de la hamburguesa: deliciosa y saludable

Hoy celebramos el Día de la Hamburguesa, la disculpa perfecta para comerse una, en tu restaurante favorito o con saludables recetas.

¿Eres un “hamburguesadicto” de tiempo completo? Cuando pasas frente a un restaurante de comida rápida, ¿se te hace agua la boca? Entonces el Día de la Hamburguesa es la disculpa perfecta para disfrutar una jugosa hamburguesa, ya sea de una reconocida cadena, del carrito del barrio o hecha por ti mismo.

El Día de la Hamburguesa fue creado por un pequeño grupo de londinenses que decidieron que en este día se debe comprar una hamburguesa a los “hamburgueseros” de Londres. ¿Por qué no celebrar este día también en Bogotá?

Hoy, le decimos sí a una deliciosa hamburguesa, pero si deseas unirte a nosotros pero cuidando tu figura, tenemos unas prácticas recomendaciones para preparar hamburguesas deliciosas y saludables.

“Lo más rico de la hamburguesa es la grasita de la carne, pero si quieres ahorrarte esas calorías, puedes prepararla tú mismo,” dice Diego A. Céspedes, fundador de Alimentación Saludable a Domicilio.

“Ya sea de carne, pollo o pescado, compra este ingrediente sin moler y en un lugar de confianza, donde puedas escogerla. La carne de res puede ser magra o gorda, pero si escoges esta última, quítale los gorditos antes de molerla.”

“Si te decides por pollo, que sea preferiblemente pechuga orgánica sin piel; pica la pechuga en cubitos y luego ponla en la picadora, pero no dejes que las cuchillas den más de dos golpes, de tal forma que quede semimolido.”

“Si vas a preparar una hamburguesa de pescado, recomiendo el salmón. Sumérgelo en agua hirviendo, con sal y pimienta, por 2 minutos para que suelte la piel. Luego pícalo con una espátula.”

“No pongas huevo a tu hamburguesa; mezcla la carne, pollo o salmón con un picado (no en la picadora, sino con cuchillo) con cebolla, ajo, tomate y pimentón, ponle sal al gusto y sazónalo con tus especias favoritas. Saltea esta mezcla con una gota de aceite de oliva.”

“En vez de pan de hamburguesa, puedes probar con pan francés o integrales, de 3, 5 o 7 granos. Además de lechuga, tomate y cebolla, puedes probar con otras verduras, e incluso frutas. Además, en vez de utilizar salsas empacadas, prepara las tuyas propias, de tomate o espinacas, por ejemplo,” concluye.

Pero si tienes muchos antojos y poco tiempo, no te sientas mal por comerte una hamburguesa el día de hoy, sea saludable, callejera o de restaurante. “A mí me encanta pedir hamburguesas en los restaurantes y fijarme en las variedades nuevas que se niventan”, confiesa Céspedes.

¿No se hace agua la boca de pensar en pegarle un mordisco a una hamburguesa?

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button