Bienestar

¿El agua caliente es mala y la fría buena?

¿Será cierto que el agua fría es buena y el agua caliente es mala? Lo averiguamos para ti.

Las mamás siempre lo regañaban a uno por bañarse con agua demasiado caliente, pero, ¿es en realidad tan malo? Y, por otro lado, siempre se admira a quienes se duchan con agua helada, pero, ¿es una costumbre tan buena como dicen? Pues parece que ambas tienen sus bondades y sus peligros, dependiendo de tu estado de salud y la actividad desarrollas.

Lo bueno del agua fría

El doctor Domingo Pérez León del Instituto Biológico de la Salud explicó a ABC.es que los cambios térmicos son especialmente buenos para estimular el sistema inmunológico, por lo que el agua fría contribuye a ‘poner en alerta este sistema’. Además, las duchas frías también son recomendables para personas con problemas de circulación.

En problemas de dolor de piernas, como los que pueden ser derivados de las várices o mala circulación, las personas pueden notar escozores, sobre todo por las noches, que se pueden aliviar de forma efectiva refrescándolas con agua fría Domingo Pérez León

Lo malo del agua fría

aguafria

El doctor Domingo Pérez León indica en la misma publicación que las personas con problemas de tiroides puede sentir algunos efectos adversos con el agua fría, al igual que quienes padecen problemas cardíacos. Además. no es buena idea echarse un baldado de agua helada si estás muy acalorada, pues podría darte un síncope.

Lo bueno del agua caliente

aguacaliente

El agua caliente es relajante, por lo que se recomienda para personas que desean sacar de su cuerpo el estrés; un baño caliente es ideal para acostarse a dormir y descansar toda la noche, pero ojo, no hirviendo. Una ducha caliente también ayuda a abrir los poros de la piel y a descongestionar tus vías nasales, si tienes gripa.

Lo malo del agua caliente

Según algunos estudios, durar mucho tiempo bajo una ducha excesivamente caliente, puede ocasionar que los vasos capilares se dilaten o contraigan más allá de su capacidad, y esto puede llevar a una caída o subida brusca de la presión arterial; si la persona sufre del corazón, tiene taquicardia o un marcapasos, esto puede ser fatal.

Entonces, ¿qué debes hacer?

El preparador físico Pedro García recomienda en su blog Deporte y salud física que se debe comenzar la ducha con agua caliente (jamás hirviendo) y poco a poco ir bajando la temperatura, hasta terminar el baño con agua fría, pero no helada.

Comparte esta nota con tus amigas y pregúntales si te aconsejan bañarte con agua fría o con agua caliente.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button
Close