Bienestar

La evolución del running, el Barefoot

El deporte evoluciona y no es para menos pues cada uno le da un sentido diferente a la forma en la que se practica y el Barefoot es una forma de hacer running y cada vez toma más fuerza entre sus practicantes.

La nueva cara de la rutina reina, correr, ha cogido por sorpresa a muchos: salir descalza. Atrás quedan las bondades de la zapatilla técnica (amortiguación, control de pronación y supinación, protección del pie), ahora no se busca facilitar la pisada, sino ejecutarla de la forma más natural posible. Aunque su número de adeptos todavía no alcanza la cifra del running tradicional, cada vez son más los que tantean la posibilidad de salir con el pie desnudo. Si estás pensando en practicarlo y conocer más de su filosofía, sigue leyendo este interesante artículo.

Beneficios

running1

Los defensores del Barefoot sostienen, sobre todo, dos beneficios clave para rendirte a este rutina: la amortiguación de una zapatilla hace que con cada pisada se incremente el gasto de energía (sí, Harvard confirma que esto es así) y la postura corporal. El calzado modifica el ángulo de apoyo del pie haciendo que apoye con más inclinación.

¿Qué significa? Correr con zapatilla hace que se resientan más las rodillas y la cadera. Además, aseguran que correr sin zapatilla hace el ejercicio más intenso (los músculos ejercen su función completa en transición pisada-impulso) y trabajan más.

Contras

Running2

-El primero y más obvio, la protección que te da la zapatilla frente a agentes externos desaparece (piedras, cristales, golpes…). El terreno te condiciona (lo mejor es hacerlo en la playa, en asfalto o campo no está recomendado).

-Sobrecarga de gemelos, tendón de Aquiles y dolor plantar. Además, las temidas ampollas o heridas en la planta del pie están más que aseguradas.

Si vas a probar…

barefoot

Tendrás que hacerlo poco a poco. Lo recomendable es lanzarse a esta rutina con zapatillas de Barefoot para primero adaptar tus músculos y tu pisada a la carrera natural y luego, si el terreno te lo permite y según avances en tus entrenos, lanzarte al desnudo.

¿Normalmente entrenas 5 km al día? Estas dos carreras no son equivalentes. Los primeros días no te marques esta cifra, puedes lesionarte. Disminuye la distancia pues los músculos de tus piernas tienen que volver a aprender a trabajar. ¿Te animas?

Fuente Cosmopolitan

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close