Bienestar

Peores conflictos familiares de los colombianos

Los conflictos familiares que más has vivido en tu casa, seguramente son los mismos por los que pasan todos los demás y eso debe tranquilizarte y traerte bienestar, mira…

Cada vez que te provoque ahorcarlos a todos, recuerda las sabias palabras de la bisabuela, “mija, la familia no la escoges, te toca… ¡Y toca quererla como es!” Así sea justo lo contrario a lo que tú desearías.

Imagen de la FamiliaSimpsons en la mesa

Esa imagen creada por la TV de la familia que ríe al final de cada episodio en un abrazo colectivo, es solo eso, televisión. Las familias reales, como las nuestras, se debaten entre el amor y el odio.

Como todas las familias colombianas compartimos los mismos conflictos, por eso, recordamos los más comunes… (Cualquier parecido con la realidad es puuuuuuura coincidencia).

5 conflictos familiares que son nuestro pan de cada día

Escasez de alimentos y bebidas

Uno de los perores conflictos familiares colombianos se desata cuando, para la reunión familiar, se contaron mal las cabezas y compramos menos tamales que los necesarios; ahí sí no hay tutía, nadie renuncia a su tamal y se arma la de Troya.

Afortunadamente la tía pila que no se amarra con nada desarma todos los tamales, deshoja algunos y reparte el relleno para que todos queden contentos. (Aunque nunca queda contento al que le tocó el tamal sin presa).

Foto de una niña comiendo tamal
ConflicotsFamiliares 1

Caravanas no tan alegres

Llevamos 5 carros pero somos más de 30, además, el núcleo familiar más numeroso es precisamente el que no tiene carro y el que se niega a irse en flota.

Terminamos embutiéndonos como podemos en el piso del carro y hasta en el baúl, y luego se arma una batalla campal cuando nos multan y queremos que pague el papá de las niñas que iban en el maletero y no el conductor del carro al que “partieron”.

Dope Shit GIF - Find & Share on GIPHY

Hacinamiento (especialmente en paseos)

Estos líos de sábanas son ligeramente distintos a los que se te vienen a la cabeza, malpensada, nos referimos es a la eterna pregunta de “¿cómo nos acomodamos para dormir?

Cuando tenemos una familia grande y una casa muy pequeña que recibe a todas las visitas, terminamos acomodándonos hasta en lo pasillos, un caldo de cultivo ideal para conflictos territoriales, pisadas de pelo al caminar a las 3 de la mañana hacia el baño y escatológicos sonidos que hacen carcajear a los más chiquitos.

Foto de niñas de la misma familia

El preferido (que también es la oveja negra)

Siempre hay un hijo pródigo, ese HP al que la abuelita quiere más que al resto y al que todas las tías adoran. Uno se mata trabajando, limpia la casa, compra casi todo lo del mercado, lava la loza…

¡Pero el hueso de la sopa se lo dan a él! A ese HP que aunque uno adora porque es familia, odia porque es, precisamente, el que no trabaja y se la pasa en pijama todo el puente rascándose las… las sentaderas. 

Old Woman Vintage GIF by Archives of Ontario | Archives publiques de l'Ontario - Find & Share on GIPHY

La plata, uno de los conflictos familiares más comunes

Para casi todo lo que se quiera hacer en familia, desde la Navidad hasta un cumpleaños, es necesaria la materialización de un bovino ajeno a todos las intenciones: la vaca.

La tía chistosa pone siempre las tetas para distensionar el ambiente y aflojar los bolsillo y el HP se va a hacer una vuelta de la que no regresa sino hasta cuando la vaca esté lista. El conflicto no demora en aparecer, afortunadamente todo queda en familia.

Foto de una vaca

Comparte esta nota en tus redes y cuéntanos lo que piensas en los comentarios.

Con información de: Lifeline.org

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button