Bienestar

¿Por qué debemos tener una siesta?

No sé ustedes, pero cuando yo estaba en el kínder había un momento determinado en el día donde nos dejaban dormir.

 

Esa pequeña siesta era suficiente para recuperar energía y ponernos en ánimo correcto para destruir al mundo…lo que en realidad era correr como locos por el salón.

Compañías como AOL, The Huffington Post, Google, Nike, Ben & Jerry’s, The New York Times, Procter & Gamble, por mencionar algunas, le dan un lugar importante al momento de la siesta. ¿Quieres saber por qué? Entonces te invito a conocer algunas de las ventajas y curiosidades de tomar una siesta.

Inteligencia: De acuerdo al Dr. Matthew de la Universidad de California, una siesta corta de una hora, es suficiente para que nuestra memoria a corto plazo se “apague y prenda”, lo que nos ayuda a aprender cosas más rápido después de despertarnos.

Tu cuerpo pide siesta: Después de comer tenemos unas ganas inmensas de dormir y nuestro cuerpo no puede evitarlo. Es natural que atravesemos por dos fases de cansancio, una entre las 2 y 4 de la madrugada y otra entre la 1 y las 3 de la tarde. Así que aunque te brinques la comida, tu cuerpo disminuirá sus niveles de alerta y atención.

Siesta de una hora: Las siestas de 60 minutos pueden mejorar nuestro nivel de alerta hasta por 10 horas. Sin embargo, cuando pasamos los 45 minutos, te arriesgas a sufrir “inercia del sueño”, esa sensación de no haber despertado por completo. Así que decide si te arriesgas a estar como zombi un par de horas, a cambio de otras diez de mucha energía.

Café primero: El truco funciona así: toma una taza de café e inmediatamente toma una siesta de 20 minutos o media hora. Ese es el tiempo que tarda la cafeína en activar tu cuerpo, por lo tanto cuando te levantes tendrás mucha más energía.

La siesta NASA: Un grupo de científicos de la NASA descubrió que una siesta de 26 minutos es capaz de incrementar tu rendimiento en un 34% y tu nivel de alerta en un 54%. Nada perdemos con intentarlo.

No puedes dormir: Aunque intentes y no puedas dormir, el simple hecho de acostarte y descansar tiene sus beneficios. Estudios han encontrado que disminuye nuestra presión.

Cerebro consentido: Tomar una siesta tiene grandes beneficios para tu cerebro. No sólo aumenta tu nivel de alerta, además ayuda a la toma de decisiones, creatividad y percepción sensorial.

La siesta perfecta: De acuerdo a la Doctora Sara Mednick, la siesta perfecta ocurre cuando nuestro sueño REM está en proporción con nuestro sueño de ondas lentas. Ella construyó una herramienta que nos ayuda a calcular la hora en que podemos tomar nuestra siesta perfecta.

Lo único que tienes que hacer es mover la palanquita roja a la hora en que te levantaste. El lugar donde cruzan los dos círculos, es la hora ideal para descansar un rato

Fuente: Actitud Fem

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close