Curiosidades del mundo

¿Arbolito, pesebre o ambos? ¡Vota por tu favorito aquí!

Por estos días, cuando la plata no sobra y el tiempo escasea, nos enfrentamos a una importantísima decisión: ¿hacemos arbolito de Navidad, pesebre o ambos?

Armar el arbolito, o el pesebre es un plan obligado para todas las familias colombianas. Aún hay casas (cada vez menos, por desgracia) en las que se ven ambos arreglos navideños, pero la falta de tiempo y dinero nos obliga, a la mayoría de nosotros, a decidirnos por uno de ellos, o a veces por ninguno.

Entonces, si tienes que escoger, ¿cuál de los dos representa mejor para ti el espíritu navideño? Te contamos algo de su historia y significado, para ayudar a decidirte.

Árbol de Navidad: El origen de esta tradición se puede rastrear hasta los antiguos germanos (hoy Alemania), quienes celebraban el solsticio de invierno decorando un roble con antorchas. Cuando los cristianos conquistaron a dicho pueblo, reemplazaron el roble por un pino (que no pierde sus hojas con las estaciones) adornado con manzanas, que representan la tentación. 

Le preguntamos a un amigo de Vibra y nos dijo que “prefiero mil veces armar arbilito a pesebre, porque es más práctico; como tengo niños, el pesebre toca estar armándolo todos los días porque ellos lo desordenan… igual por ellos armo ambos, pero si por mí fuera, me quedo con el árbol”.

Pesebre: Tiene un origen mucho más católico, pues fue inventado por el mismísimo San Francisco de Asís, durante el siglo XII, en su natal Italia. Al principio se representaba el nacimiento del Niño Jesús con personas y animales reales, pero con el tiempo comenzaron a crearse reproducciones en miniatura en cada hogar.

“A mí me gusta más el pesebre por la tradición y la fe; el arbolito es un adorno, mientras que alrededor del pesebre toda la familia se sienta a rezar la novena, y eso a mí me ha traído muchas bendiciones”, confiesa Yolanda, otra gran amiga de Vibra.

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close