Curiosidades del mundo

Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Aunque ha descendido el número de contagios, la mortalidad sigue creciendo en el mundo entero y sus víctimas son los adolescentes, por eso hoy en la celebración de la lucha contra este virus te compartimos información importante para que la tengas en cuenta.

Hasta el día de hoy, alrededor de 36 millones de personas han muerto a causa de este virus, -más que la población total de Canadá, por ejemplo-.

Los países de bajos ingresos son los más afectados, pues es ahí donde existen condiciones más pobres de salud, menor acceso a la información, los anticonceptivos y tratamientos.

Con la finalidad de concienciar sobre este problema, desde diciembre de 1988 se designó el 1 de diciembre como el Día Mundial de la Lucha contra el Sida. En esta jornada los países de distintas latitudes se unen en un esfuerzo global por reducir, en primera instancia, los índices de este virus, el más mortífero del mundo, y a mediano plazo, por terminar con él.

Estos son algunos de los objetivos que ONUSIDA fijó para 2015:

-Reducir a la mitad la transmisión sexual del VIH

-Acabar con la transmisión vertical del VIH (es decir, de madre a hijo)

-Garantizar que las personas seropositivas tengan acceso a servicios básicos de atención y apoyo.

¿Qué es sida y qué es VIH?

El VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) infecta a las células del sistema inmunitario, causando un deterioro progresivo del organismo y una dificultad por combatir infecciones. El sida aparece en las etapas más avanzadas de la infección por VIH, y se define por la aparición de una o más infecciones.

A escala mundial, 35.3 millones de personas están infectadas con el VIH. La mayoría se encuentra en los países pobres, con poca educación, acceso a preservativos y a tratamientos. Tan sólo en 2012 se calcula que se infectaron alrededor de 2.3 millones de personas. Sólo un tercio de personas infectadas está recibiendo tratamiento.

Más de dos millones de adolescentes en todo el mundo viven con el virus del VIH y la mayoría de ellos no recibe un tratamiento adecuado, lo que ha motivado que la mortalidad en este grupo de población aumente un 50 % entre 2005 y 2012.

EL SIDA, SEGÚN LA OMS

El VIH sigue siendo un importante problema de salud pública mundial, después de haber cobrado más de 36 millones de vidas hasta ahora

En 2012 había unos 35,3 millones de personas infectadas por el VIH (las cifras oscilan entre 32,2 y 38,8 millones).

El África subsahariana, donde uno de cada 20 adultos está infectado por el VIH, es la región más afectada. El 69% de la población mundial VIH-positiva vive en esta región.

La infección por el VIH se suele diagnosticar mediante análisis de sangre en los que se detecta la presencia o ausencia de anticuerpos contra el virus.

Aunque no existe una cura para la infección, los pacientes pueden mantener controlado el virus y llevar una vida sana y productiva si siguen un tratamiento eficaz con fármacos antirretrovirales.

En 2012 había en los países de ingresos bajos o medios más de 9,7 millones de personas infectadas por el VIH que recibían terapia antirretroviral.

¿Cuáles son los síntomas?

El sida comienza con una infección por VIH. Es posible que las personas infectadas con el VIH no presenten síntomas durante 10 años o más, pero pueden transmitir la infección a otros durante este período asintomático. Si la infección no se detecta y no se inicia el tratamiento, el sistema inmunitario se debilita gradualmente y se desarrolla el sida.

Los síntomas del sida son principalmente el resultado de infecciones que normalmente no se desarrollan en personas con un sistema inmunitario sano.

Éstas se llaman infecciones oportunistas. En las personas con SIDA, el VIH ha dañado el sistema inmunitario, por lo que son muy susceptibles estas.

Casi todas las personas infectadas con el VIH, de no recibir tratamiento, contraerán sida; pero hay un pequeño grupo de pacientes en los que el sida se desarrolla muy lentamente o que nunca aparece. A estos se los llama pacientes sin progresión y muchos parecen tener una diferencia genética que impide que el virus cause daño a su sistema inmunitario.

¿Cómo se contagia el virus?

El VIH se puede transmitir de varias formas.

-A través de relaciones sexuales vaginales, anales u orales.

-Transfusiones de sangre contaminada con el virus.

-Uso de agujas contaminadas.

-Transmisión de la madre al hijo durante el embarazo, el parto o el amamantamiento.

Cómo no se contagia:

Por el contacto casual: como un abrazo, beso, etc.

– Mediante la picadura de mosquito.

– Durante la práctica de deportes (excepto aquellos sangrientos, como el boxeo)

– Por tocar cosas o compartir objetos

¿Tiene riesgo ser donante?

El VIH no se transmite a una persona que dona sangre u órganos. Las personas que donan órganos nunca entran en contacto directo con quienes los reciben. De la misma manera, alguien que dona sangre nunca tiene contacto con el que la recibe. En todos estos procedimientos se utilizan agujas e instrumentos estériles.

Pero sí puede transmitirse a la persona que recibe sangre u órganos de un donante infectado. Para reducir este riesgo, los bancos de sangre y los programas de donación de órganos hacen exámenes minuciosos a los donantes, la sangre y los tejidos.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento consiste en una combinación de fármacos denominados antirretrovíricos, los cuales evitan que el virus se reproduzca en el organismo.

De este modo, las células del sistema inmunitario pueden proteger al organismo de las infecciones.

Prevención: preservativo

Utilizar preservativo al mantener relaciones sexuales es hoy la protección más fiable contra la enfermedad.

Incluso la Iglesia Católica, tradicional opositora, ha admitido su uso “en algunos casos” para prevenir el VIH.

Pero hay otras formas de contagio, como al compartir jeringuillas o material quirúrgico.

-Realizarse pruebas de detección de VIH cada seis meses

-Siempre revisar que las agujas que vayan a utilizarse sean nuevas

-Cerciorarse de que toda sangre que se vaya a recibir haya pasado por pruebas de detección del VIH

¿Cómo me hago la prueba?

La detección precoz es la mejor prevención yse recomienda realizarse la preueba cada seis meses. Si sospechas que has estado expuesto al virus, es necesario de pasar un periodo de noventa días (o periodo de ventana) para que los resultados sean confiables, porque a partir de los 90 días los resultados son confiables.

¿La cura del sida está cerca?

Algunas recientes investigaciones son optimistas, mientras que otras aseguran que la cura está más lejos de lo que se creía.

Por un lado, científicos estadounidenses probaron una vacuna que parece ser eficaz en la erradicación del virus de inmunodeficiencia en simios (SIV), equivalente al virus del VIH. Sin embargo, otro reciente estudio publicado por la revista Cell asegura que el VIH tiene escondites más grandes de lo esperado y por ello aún no puede curarse.

Nota relacionada: 10 causas principales de muerte en el mundo, aquí.

Fuente: Terra

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button