Curiosidades del mundo

¿Imaginas violaciones correctivas para lesbianas?

Pues en este mundo cada día más extraño eso es posible en el Perú, así lo dice el más reciente informe de derechos LGBT de este país.

Con testimonio como “Te voy a mandar a violar para que te hagas mujercita” y “mi hermana mayor por muchos años me golpeaba y me insultaba diariamente, solo porque yo era lesbiana”. “Me insultaba cuando venía a visitar a mis padres, me decía: ‘marica’, ‘por qué no te mueres’, ‘das asco'”, aparecen en el informe Estado de violencia: diagnóstico de la situación de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer en la Lima metropolitana, realizado por el colectivo No Tengo Miedo en 2014.

En el imaginario social este tipo de violación es ‘correctiva’ al considerarse que la penetración es la forma idónea de definir una relación entre hombre y mujer, documenta el estudio, publicado por el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex).

La violación correctiva tiene la “intención” de cambiar la orientación sexual de la víctima. Generalmente proviene del entorno social más cercano – amigos o familia-, y busca que estas mujeres “prueben a un verdadero hombre”.

mujeresviolencia

En Perú de cada 10 mujeres lesbianas, 4,3 han sufrido violencia familiar. El hogar es uno de los espacios más comunes de violencia de la población LGTB. La heterosexualidad obligatoria y las agresiones verbales son los dispositivos de violencia más frecuentes en esta población. Las familias ejercen control emocional y económico frente a sus víctimas y consideran la homosexualidad como una enfermedad que creen poder curar.

Perú carece una política nacional contra la discriminación por la orientación sexual, no tiene tipificado los crímenes de odio hacia la población LGTB, hasta ahora se están elaborando protocolos para atender casos de violencia y hay un esfuerzo de entidades gubernamentales y organizaciones sociales por documentar y sistematizar las experiencias de esta población.

La discriminación por orientación sexual en Perú es tal que, en algunas clínicas o centros de salud del país, a las personas homosexuales se les impide donar sangre por su orientación sexual. Es el caso de una mujer que no pudo donar sangre a su sobrino de 8 años con leucemia por ser una lesbiana.

mujeresviolencia1

Como vemos, muchas veces la discriminación viene directamente de la propia familia y en ese orden de ideas queremos saber si alguna vez has sentido la discriminación de tu propia familia, cuéntanos aquí.

Con información de Pulzo

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close