Curiosidades del mundo

Propuestas de moda colombiana para 2014

La temporada primavera-verano de 2014 estará llena de colores vibrantes y trazos simples que le permitirán a la mujer ser ella misma y enaltecer su belleza natural.

Así quedó demostrado hoy en el Cali Exposhow, el evento de la moda, la salud y la belleza que con seis pasarelas se inundó de glamur este jueves.

La primera creadora de la noche fue Judy Hazbún, quien con “Apariencia”, se mostró innovadora, como suele ser en sus presentaciones.

En esta ocasión, la barranquillera rompió con el protocolo del desfile al hacer que sus modelos entraran por un costado y no de frente, como suele darse en este tipo de eventos.

Brillo, transparencias y pedrería fueron la constante de sus trajes blancos, verde esmeralda, lima y negro, perfectamente combinados con sofisticados collares que le dieron aún más elegancia a cada pieza.

Luego fue el turno de Pascal Decaillet, y su marca de vestuario masculino Kolt, con la que propuso una nueva versión del caballero actual a partir de una curiosa mezcla de materiales naturales y sintéticos.

Su paleta de color abarcó el clásico blanco y negro pero también los tierra y, claro está, el atemporal azul, tan propio de sus creaciones.

Nelly Rojas, quien destacó con las maxi joyas “Senda”, elaboradas en plata, oro y piedras tales como amatista, ónix, jade, lapizlázuli y ojo de gato que matizó acertadamente con resinas, cuero, maderas, esmaltes y acrílicos, fue la tercera en escena.

Esta arquitecta hizo énfasis en la geografía y la biodiversidad que en su obra “De norte a sur” enalteció las formas orgánicas.

El turno luego fue para la compilación de Andrés Otálora, quien de la mano de una tendencia urbana, mostró destellos de elegancia, feminidad y toques de alta costura.

En “Contrastes”, como llamó a su concepción, Otálora optó por los tonos azul, amarillo, dorado, blanco y miel.

Para recrear la atmósfera urbana chic eligió el índigo y las sedas puras que condujeron a los espectadores a la ciudad que recreó.

En contraste, bordados y estampados, característicos en él, le dieron un aire suave a vestidos de gala y cóctel en los que colores vibrantes y siluetas fluidas mostraron movimiento y le dieron relevancia a la figura.

Ya entrada la noche aparecieron Gustavo y Viviana Lozano, de la marca Juan, que dieron a conocer con minimalismo, geometría, siluetas amplias y colores crudos su visión del hombre de hoy.

Finalmente, el cierre le correspondió a Jorge Duque Vélez, cuya “Gala en Cadaqués” tuvo como base al pintor español Salvador Dalí.

El criterio de este bogotano incluyó materiales de alta tecnología como el poliéster recuperado en alta torsión, sedas tinturadas y procesadas con estándares sostenibles, rayón y cuero que hicieron fusión con impresiones digitales y cortes láser.

WHI 9796

Tomado de Agencia EFE

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button