Curiosidades del mundo

Un mendigo de gran corazón

Este experimento social nos muestra que no necesitas tener mucho para ser un gran ser humano, desde que tengas un gran corazón y disposición para compartir.

Un joven se acercó a varias personas en un restaurante y les pidió comida advirtiéndoles que tenía hambre y todos le rechazaron mientras que otro joven en la calle daba comida a un mendigo.

El chico del restaurante minutos más tarde fue a donde estaba el habitante de la calle he hizo la misma solicitud de comida, mira cómo fue la reacción del hombre.


https://www.youtube.com/watch?v=WmET9X6eAsc

Ver Video

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button