Estilo

¡Que ir de compras no sea una pesadilla!

Después de haber hecho el ejercicio del closet es tiempo de ir de compras, será más fácil después de haber identificado lo que realmente necesitamos, y espero no sea como en mi caso que descubres que te hace falta de todo.

Para mí la experiencia en las tiendas es grandiosa, el tiempo pasa muy despacio y lo mejor de todo es que mi visión e imaginación acerca de los looks que puedo armar con las diferentes opciones que están ante mi es infinita, debo admitir que soy un comprador compulsivo pero desafortunadamente no tengo la plata y gracias a Dios no tengo tarjeta de crédito; así que he aprendido a hacer compras más asertivas, ubicando prendas claves que puedan combinar con algo más que pueda comprar y con lo que tengo en la casa, es muy útil tener en mi cabeza el inventario de lo que tengo en mi closet, por eso es tan importante de vez en cuando mirar lo que tengo, que puedo arreglar y que ya no uso.

Estar en una tienda llega a ser un poco estresante si contamos con la mala suerte que esta súper llena, que los vendedores no te dejen ni caminar tratando de venderte hasta lo que tienen puesto y peor aún si uno va peleando con su compañero de compras: Novio, novia, amigo, amiga y el caso con el que todos nos identificamos la mamá, quien no peleó con ella porque quería ponerle a uno lo que le imponía y no lo que nosotros queríamos (Si no lleva eso, no lleva nada). Es importante tener la calma en esta situación debido a que por el estrés o el mal genio no compramos nada o compramos lo que primero que se nos aparezca, por eso al llegar a casa resulta que el arrepentimiento llega y luego es muy tedioso cambiar lo que compramos.

Las colecciones en las tiendas cambian constantemente, así que es necesario elegir prendas atemporales, esto quiere decir que sean prendas que podamos usar en cualquier época del año y nos sirvan para la mayoría de ocasiones; en cuanto a las tendencias como estampados, cortes irregulares o prendas que se vuelvan ¨Moda¨ por temporadas se pueden guardar porque ocasionalmente pueden volver a estarlo, o simplemente no habrá problema en un día de rumba o algo especial que permita experimentar al usar esa prenda. Es muy importante diferenciar lo formal de lo casual, la mayoría de la veces cometemos el error de confundir una cosa con la otra, yo aprendí a identificar los diseños, materiales, los cortes y los estampados, de esta manera si se es más detallista en estas características se puede identificar una prenda formal, casual o elegante.

Por último estos son los tips para ir de compras:

1. Hacer un presupuesto con anticipación para llevar lo necesario y no comprar por comprar.

2. Ir con alguien de confianza, la opinión de los demás es importante si es sincera.

3. No ¨Comer cuento de los vendedores´ la mayoría de las veces lo que les importa es la comisión y su sinceridad se ve bastante influenciada por el interés.

4. Asegurarse que la talla es la correcta, a veces cometemos el error de no identificar como nos queda la ropa.

5. Ir de compras si es posible entre semana y en la mañana, así evitas el tumulto de clientes y los vendedores estarán más relajados para atenderte.

6. Por último, confía en tu intuición, nadie es el mejor crítico y consejero que tú mismo, si algo no te queda o no te convence, es mejor no llevarlo.

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close