Pareja

Parejas que trabajan juntos y no se terminan odiando, ¿cómo hacen?

Trabajar con la pareja puede ser todo un desafío, sin embargo muchas lo logran con éxito, tanto en lo amoroso con en lo laboral, ¿cómo lo hacen?

Ayer, mientras celebrábamos la nominación al Oscar de la película colombiana El abrazo de la serpiente, nos enteramos de un chisme, y es que hay una mujer detrás de la cinta, dirigida por Ciro Guerra, y no es otra que su esposa: Cristina Gallego. Ellos, como los esposos Curie, trabajaron hombro a hombro para sacar adelante el proyecto. Nos preguntamos, ¿cómo hacen ellos y otras parejas que trabajan juntos para no sacarse los ojos y terminar en divorcio? He aquí los consejos del psicólogo André Didyme-Dome, experto en comunicación:

  1. Separa lo laboral de lo personal: La relación laboral es diferente a la relación de pareja. Si no puedes separar ambas, es mejor no trabajar juntos.
  2. Ten vida privada: Una pareja es producto de momentos compartidos por dos personas que tienen vida privada. Estar juntos a todo momento y en todo lugar (en el ámbito laboral y en el hogar), lo más probable es que la relación de pareja se resienta significativamente. Busquen espacios para cultivas su vida y sus propios intereses.
  3. Evita competir: Trabajar juntos implica compartir un mismo objetivo, no superarse el uno al otro. Los miembros de una pareja no deben competir, deben compartir. Y esto se aplica no solo para el terreno laboral.
  4. No asuman el papel de víctima y/o mártir: Frases como “lo hago por ti”, “agradéceme por lo menos”, “ya no tenemos tiempo para nosotros” lo único que hacen es afectar tanto la relación laboral como la de pareja. Ambos están contribuyendo a un proyecto.
  5. Una de las dos relaciones puede terminar: Sean consciente que la relación de pareja puede terminar y la laboral continuar o viceversa. ¿Están dispuesto a ser lo suficientemente maduros como para afrontar esa situación sin amargar su vida y la de su ex?
  6. Dejen las emociones fuera del negocio: En lo laboral se utiliza la cabeza fría, el raciocinio y las decisiones a veces pueden ser duras, pero hay que tomarlas. En una relación laboral las lágrimas, los ataques de ira, los celos y las recriminaciones de cosas que suceden en el hogar deben evitarse al máximo.
  7. No les recuerden a los demás que son pareja de un compañero de trabajo: Términos como “mi amor”, “corazón”, los besitos, las caricias, los toqueteos… en fin, todas estas demostraciones de afecto en el lugar de trabajo lo que hacen es generar un mal clima laboral con terceros y distorsionan las relaciones laborales.
  8. Reconozcan sus errores: Si cometen un error en el trabajo, acéptelo. Acepten las llamadas de atención justificadas. No utilicen a su pareja para cubrir sus errores y tampoco le saquen la carta de la relación personal cuando se esté hablando de una falla laboral.
  9. No hablen con sus compañeros de trabajo de su pareja: Esto puede ser la clave para el desastre.
  10. A veces el doble vínculo es perjudicial: Tener una relación laboral y personal en algunos casos no es lo más indicado y pone en peligro ambas relaciones. Piénsenlo muy bien antes de emprender un proyecto de semejante envergadura. Por alguna razón los médicos y psicólogos no tienden a sus familiares.

Entérate: Propuso matrimonio con 150 selfis

Cuéntanos, ¿estás de acuerdo con que las parejas trabajen en la misma empresa? ¿Te ha pasado?

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button