Pareja

Pilas, querer y amar no son lo mismo, ¡no te confundas!

A menudo usamos estas palabras en una relación, lo que no sabes es que mal interpretada puede traerte problemas con la persona que estés saliendo.

Para comenzar debes tener en cuenta el significado de cada palabra, para la RAE el verbo “Amar” significa “tener amor a alguien o algo”.

Por el contrario, la RAE define “Querer” como “desear o pretender [algo]” y “sentir afecto o amor por [alguien]”. Además, al usarlo como un verbo significa “tener el deseo, la voluntad o la intención de hacer, poseer o lograr algo”.

Así las cosas, “estar enamorado de alguien y amar a una persona son dos cosas muy diferentes. Entender la diferencia y ser capaz de aplicar los conocimientos a tus propias relaciones es clave para construir una relación duradera”.

Conoce las diferencias de Amar y Querer

Pilas querer y amar no son lo mismo no te confundas Chat

# 1. Querer y amar significan algo diferente

Cuando queremos a una persona sentimos afecto hacia ella un tanto más fuerte de lo normal y tenemos un sentimiento de posesión, queremos que sea nuestra.

Cuando amamos a esa persona, ya no queremos que sea nuestra, la necesitamos y nos entregamos a ella.

# 2. Las señales de querer o amar son distintas

También puedes darte cuenta de la diferencia entre querer y amar desde las señales. Si estás experimentando todas las señales del enamoramiento, es decir, te urge ver a esa persona todo el tiempo, estás pendiente del teléfono a cada minuto para saber de él o ella y de lo que está haciendo, tienes un deseo sexual elevado, tu juicio es dudoso y tomas decisiones más a la ligera; estas y otras más son señales de querer a una persona.

Del otro lado, si lo que sientes es una confianza y lealtad absoluta hacia esa persona, paciencia en los tiempos de cada uno, estás dispuesta a hacer sacrificios por ella, a pensar en sus necesidades, tienes la voluntad de aceptar todo de ella y de arreglar las diferencias que se puedan presentar, entonces estamos hablando de que amas a esa persona.

# 3. Querer y amar no se sienten igual

Hay otro tipo de sentimientos alrededor del querer o del amar que también pueden indicarnos qué es lo que verdaderamente sentimos por la persona con la que estamos.

En principio podemos asociar un sentimiento de euforia a la etapa en la que queremos a esa persona, ese tipo de excitación y esa sonrisa en la cara que no se nos borra, que trae consigo el enamoramiento y que puede hacernos pensar que amamos a la otra persona, aunque esto no sea real todavía. Pero también pueden aparecer sentimientos de ansiedad, o de vacío según cómo se desarrolle la relación con esta persona.

Las emociones en cambio son más profundas cuando amamos, porque nos sentimos mucho más libres de dejar aflorar esos sentimientos. El afecto, la confianza, la estabilidad, la felicidad y la lealtad son parte fundamental de amar. Aceptamos al otro tal cual, y como es, por eso el amor es incondicional. Además, en este momento hay comunicación entre los dos y ganas de afrontar en pareja los problemas que se puedan presentar.

# 4. La temporalidad es diferente

Te puede parecer un tanto extraño, pero la temporalidad también hace parte de la diferencia entre querer y amar. En el querer, el tiempo es el ahora, es el momento inmediato en el que nos estamos enamorando y que, en algunos casos, puede comenzar rápidamente. Lo cierto es que el querer no siempre evoluciona y es un sentimiento temporal que puede desaparecer.

Con el amar es distinto, pues es un proceso que se va dando gradualmente con el tiempo. No necesita del momento inmediato porque cuando amas, ya has superado esa etapa del enamoramiento, y es un sentimiento que va creciendo con el tiempo y que puede, incluso, durar toda una vida. Eso sí, está claro que nadie sabe qué le depara el futuro, pero en tu presente, sientes ese amor incondicional como un amor infinito que no puede hacer otra cosa más que seguir creciendo.

Al final, como bien lo explica el libro El principito, “querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía. Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos”.

Si no entendiste la diferencia de estas dos palabras, te dejamos esta canción para que entiendas mejor…

Con información de La Guía Femenina

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close