Tips y trucos de belleza

Evita que tu dentadura se manche

La causa de las manchas en los dientes pueden ser malos hábitos de higiene, caries, edad o enfermedad, lo importante es saber cómo actuar para que no pierdan su blancura.

Existen básicamente 2 tipos de manchas: las de la superficie externa y las que se forman dentro del diente. Descubre a continuación qué suele volver amarilla tu sonrisa y cómo puedes evitarlo.

dientesblancos2

Manchas superficiales

Las manchas adquiridas o superficiales se forman en la parte externa del diente cuando moléculas de color se adhieren a la superficie del esmalte, siendo casi imposible quitarlas con el cepillado. Las causas más comunes de pigmentación externa son:

Cigarro: El hollín, alquitrán, y las más de 4500 sustancias tóxicas del cigarro, se adhieren fuertemente al esmalte y la piel de tus dedos, boca y encías para quedar tatuados permanentemente. Las manchas por cigarro son las más difíciles de eliminar mediante blanqueamiento.

Café: Ha quedado atrás el mito de que el café es malo para los dientes y la salud. El único inconveniente recae en la estética dental, porque sus pigmentos se impregnan fuertemente en el diente, teniendo efectos permanentes si hubiese descuido de la higiene.

Vino tinto: Este vino tiene una sustancia llamada cromógeno, que pigmenta más rápidamente que cualquier otro vino. Sin embargo, el vino blanco tiene la capacidad de erosionar ligeramente el esmalte dando paso a la adhesión de otros pigmentos.

Mala higiene: Esto permite a los restos de alimentos y bebidas fijarse a la superficie dental ocasionando manchas y olor desagradables. Cepíllate y pasa el hilo dental antes de irte a la cama; es en la noche cuando tu boca es más vulnerable a las bacterias.

Pérdida de minerales: Los ácidos que las bacterias desechan, pueden fácilmente disolver el esmalte dental. Este esmalte desmineralizado toma un color blanco que pasa desapercibido por el paciente, y que se vuelve de color café cuando ya es irreversible.

dientesblancos3

Manchas externas

Afortunadamente, las manchas externas o adquiridas pueden ser eliminadas mediante la profilaxis, abrasión o el blanqueamiento. Lo que devuelve el color original del diente. Sin embargo, existe una serie de factores que puede pigmentar las piezas por su parte interna y que difícilmente podemos cambiar por medios naturales:

Edad: Los dientes jóvenes tienen una gran cantidad de esmalte blanco traslúcido. Con la edad el esmalte se adelgaza permitiendo reflejar el color amarillo del interior.

Herencia: Además del tamaño y forma de los dientes, el color también se hereda. Si tus padres tienen dientes amarillos podría ser tiempo de comenzar a ahorrar para tu blanqueamiento.

Al nacer: Cuando los dientes están formándose dentro de la encía son susceptibles a defectos debido a infecciones, desnutrición u otros factores ambientales que los marcan para siempre, alterándolos no solo en color si no también en forma y resistencia.

Medicamentos: Muchos de ellos, así como algunos tratamientos clínicos, también pueden afectar el color de tus dientes cuando se encuentran en pleno desarrollo: antibióticos y radiaciones, por ejemplo. Es importante preguntar a tu médico los efectos adversos de cada tratamiento y así poner en la balanza la relación costo-beneficio.

Floruro: En algunas ciudades se agrega floruro al agua de consumo humano, esto para hacer a los dientes más resistentes a la caries. Sin embargo, existen lugares donde la población padece de manchas en toda su dentadura, a causa de la sobredosis de floruro incontrolada en el agua.

Necrosis: Los golpes en los dientes son una causa común de pigmentación interna en los niños y jóvenes, dado que el nervio muere y se vuelve de color oscuro, tornando al diente en su totalidad de un color grisáceo que es evidente a simple vista.

Para todas las manchas internas existen diferentes opciones de tratamiento, que pueden ir desde blanqueamientos internos hasta prótesis de porcelana. En todo caso, lo ideal es prevenir daños en cada paso que des por la vida, y no tener que espera a pagar costosos tratamientos para recuperar tu sonrisa.

Nota relacionada: 7 claves para una sonrisa bonita, aquí

Fuente: Veintitantos 

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close