BienestarRecetas saludables

7 pecados de los comilones emocionales

Si cometes alguno de estos pecados, ¡eres un comilón emocional! ¡Pilas!

¿Sabes qué son los comilones emocionales? Según explican los psicólogos, son personas que utilizan la comida para aliviar su tristeza, ansiedad o estrés, ¿te sientes identificada? En nuestra cultura colombiana, debido a cómo nos criaron nuestras madres y abuelas, solemos vincular la comida al estado de ánimo: comemos para celebrar y bebemos para olvidar, ¡así somos!

via GIPHY

El problema es que estos malos hábitos se nos quedan arraigados hasta nuestra adultez, cuando más allá de la estética, los kilos de más representan un riesgo para nuestra salud

Estos son los 7 pecados capitales que cometen (muchas veces sin saberlo) los comilones emocionales

Utilizan la comida como premio: Ya sea por haber alcanzado un logro laboral o académico, o por estar cumpliendo los objetivos de una dieta, no es buena idea utilizar la comida como premio cuando eres una persona propensa a comer, con ello lo único que harás será seguir reforzando el vínculo entre tu parte emocional y los alimentos.

 

Comen aunque no tengan hambre: O peor, ni siquiera reconocen muy bien la sensación de saciedad, por lo que se pegan atracones de comida y no pueden parar hasta que llegan a enfermarse del estómago.

via GIPHY

Esconden mecato en la casa: Y no comida saludable, sino golosinas y alimentos ricos en grasa, que seguramente el médico o nutricionista les ha restringido; muchas veces comen a escondidas y luego las personas que los rodean no entiende por qué no adelgazan, si nunca los ven comer.

 

Comen a deshoras: Si bien es cierto que eso de pegarse 3 golpes diarios ya está mandado a recoger, pues en todo lado nos dicen que debemos comer 5 o 6 veces al día, es muy importante que no sea a CUALQUIER hora, pues debemos tener una rutina; comer cada 3 horas es ideal.

 

Comen mientras hacen otras cosas: Comer mientras se ve televisión o mientras se lee es un muy mal hábito si tienes problemas con la comida, pues no te permite disfrutar de cada alimento ni dimensionar cuánto has comido. Cuando comas, ¡dedícate solo a comer!

 

Se la pasan de antojo en antojo: Un comilón emocional comerá lo que le provoque, lo que le dé antojo, aquello que le haga chorrear la baba, y generalmente son alimentos ricos en grasas y azúcares. ¿Qué hacer? Planificar la dieta semanal y desterrar de la alacena las tentaciones. 

 

No aceptan que tienen un problema con la comida: Al igual que los drogadicto o los alcohólicos, los comilones emocionales no reconocen su situación, lo cual es el primer paso para superarla y empezar a tener hábitos alimenticios saludables.

 

vibra también con: Jugo para inhibir el apetito, ¡bendito para adelgazar!

¿Eres un comedor emocional y no lo sabías? ¿Cuántos de estos pecados cometes al comer? Escribe la respuesta a estas preguntas en los comentarios de esta nota, ¡y compártela en tus redes sociales!

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button