Bienestar

¿Por qué el hambre da mal genio?

No es maña, no es característica de una persona, ni “gadejo”: El hambre y el mal genio están conectados.

“Me estoy muriendo de hambre” 

“No puedo seguir con esto hasta que no coma algo”

“Aquí me están matando de hambre”

“Mataría por comer cualquier cosa”

“¡Vamos ya que tengo haaaaaaaaaaaaambre!”

Si te sientes identificada con alguna de estas frases o si las has usado para referirte a ti misma en algún momento de tu vida (o de tu día), eres una de esas personas a las que el hambre les da mal genio. ¿Qué pasa en nuestra mente para que el estómago vacío nos despierte instintos homicidas?

comida1

Según informó Yahoo Health, cuando el cuerpo se ve privado de glucosa en la sangre -lo que sucede cuando no has comido recientemente– el cerebro recibe todo tipo de señales para que te comportes mal. Esto ocurre porque los comportamientos agresivos y violentos están limitados por el autocontrol, el cual consume una gran cantidad de glucosa en el cerebro, lo que sugiere que los niveles bajos de glucosa están vinculados a la agresión y la violencia.

comida2

Pero aún hay más; nuestro mal genio cuando tenemos hambre no solo se debe a la falta de glucosa…

“Cuando la glucosa en la sangre disminuye, el cuerpo trata de compensar su falta liberando hormonas como el cortisol y la adrenalina, las cuales aumentan la agresividad”, explicó a Yahoo Health Lauren Slayton, médica fundadora de Foodtrainers, una práctica nutricional en Nueva York.

Entérate también de:  Cosas que no debes decirle a quien hace dieta

Ahora que ya sabes por qué el hambre da mal genio, ¿qué opinas? Escríbenos lo que piensas en los comentarios. Además, ¿conoces alguien que se pone tan de malas pulgas cuando tiene hambre que se vuelve insoportable? Comparte esta nota con tus amigos y amigas, ¡y a quien le caiga el guante…!

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close