Bienestar

Cómo dormir a un bebé rápido y sin complicaciones

Ten en cuenta estos consejos sobre cómo dormir a un bebé rápido, pues te ayudarán cada noche a que concilie el sueño de la mejor manera.

La tarea de los padres es complicada en muchos sentidos, como lo puede ser la hora de dormir al más pequeño de la casa. Esto se torna un poco más complejo cuando aparece algún problema como la nariz tapada. Por ello debes saber cómo debe dormir un bebé con congestión nasal, ya que debes procurar acostarlo con cierta inclinación. 

Pero cuando se trata del día a día, debes tomar algunas medidas para que la noche no se extienda más de la cuenta. Por ello te traemos una serie de consejos que te resultará sumamente útiles, ya que son los expertos los que recomiendan su aplicación para facilitar el descanso. 

Cómo dormir a un bebé rápido, ¡toma nota!

Cuando se trata de cómo dormir a un bebé, hay recomendaciones como llevar una rutina en la noche, para que el niño entienda que terminó el día y pueda estar relajado. Además, hay algunos pasos que si los aplicas regularmente caerá rápidamente en brazos de Morfeo y, por lo tanto, tú también descansarás más pronto. 

Debes tener en cuenta que no todos los recién nacidos son iguales, por lo que no hay un método infalible. Pero seguro que probando estos pasos encontrarás la manera que más se adapta a tu bebé. 

Dormir al bebé en brazos: Puede que no duerma de inmediato, pero si se tranquilizará lo suficiente, ya que al estar contigo le dará paz, calma y la sensación de seguridad. Cuando esté a punto de dormir o dormido, déjalo en la cuna cuidadosamente. 

Prepara la habitación: Para garantizar la suficiente comodidad, debes acomodar la habitación según sus necesidades. No debe hacer mucho calor o mucho frío y si el ambiente es muy seco, puedes recurrir a un humidificador para tener la humedad ideal. 

Foto de un bebé durmiendo con pijama de rayas

No intentes mantenerlo despierto: Mantener despierto a un bebé para que esté cansado no es tan recomendable, ya que funciona con niños más grandes. Es mejor dejarlo dormir en el día, pues de lo contrario en la noche no podrá conciliar fácilmente el sueño. 

Música relajante: Utilizar ruido blanco puede ser más relajante que el silencio absoluto para los bebés. También puedes optar por sonidos de cajitas musicales o pianos. Así que Mozart o Beethoven pueden ser grandes aliados. 

Caricias en la frente: Este es realmente efectivo, sobre todo cuando ya está relajado. Debes acariciar suavemente desde la frente hasta la punta de la nariz. El pequeño seguirá el recorrido de tus dedos y, por lo tanto, cerrará los ojos progresivamente. 

¿Cómo relajar a un bebé para que se duerma?


Lo ideal es que lo acuestes siempre a la misma hora, con lo que se creará un hábito y estará predispuesto a dormir. Antes de acostarlo, arrúllalo suavemente y cántale una canción. Además, puedes darle un chupete, ya que el acto de succionar consigue tranquilizarlos. Finalmente, con música suave puedes conseguir el efecto de tranquilidad necesario para que pueda dormir. 

Foto de un bebé durmiendo

Y tú, ¿has usado estos métodos? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button