Bienestar

Mitos sobre la cuarentena después del parto, ¡anótalos!

Son muchos los mitos sobre la cuarentena después del parto, por eso te presentamos algunos de los más comunes y qué tienen de verdad.

Tener un hijo es una de las experiencias más gratificantes de la vida, pero se deben reconocer ciertas situaciones luego de su llegada. Una de las cosas que pueden aparecer puede ser la depresión posparto, algo que puede suceder por los cambios hormonales, además de los cambios en el cuerpo a raíz del parto y la disminución del tiempo libre. 

Por otra parte, nos encontramos con la famosa cuarentena, para la que puedes aplicar el ritual día 40 después del parto, para el cual necesitarás las 7 hierbas y hacer un baño de pies a cabeza. Pero hablando justamente de este periodo, debes saber que hay muchos mitos que posiblemente has estado siguiendo sin saber la realidad. 

Mitos del día 40 después del parto 

La cuarentena o puerperio es el tiempo que va desde el parto hasta la sexta semana, el cual está plagado de mitos. Así que te revelamos algunos de los más comunes y que seguramente te sorprenderá conocer la realidad. 

Hay que retrasar la lactancia cuando es por cesárea: Falso. Se cree que por los fármacos que se administran para el procedimiento no se puede dar leche al bebé recién nacido. Pero la verdad es que la anestesia epidural o raquianestesia son compatibles y seguras para el futuro del bebé, por lo que no perjudican su salud. En el caso de la anestesia general los residuos farmacológicos en la leche son muy pocos y en general no están contraindicados en la lactancia. 

No te puedes aplicar cremas en los pechos: Falso. Es importante cuidar las mamas durante el posparto, para evitar grietas, estrías, dolor o hasta mastitis. Así que puedes aplicarte cremas especializadas que no ponen en riesgo ni la salud del bebé ni la de la madre. Las cremas de lanolina son bastante recomendadas para estos casos. 

El bebé no gana peso por la mala calidad de la leche: Es una creencia popular que está fundamentada. La realidad es que la composición varía con el paso de las semanas. Por lo general es más aguada al principio y se hace más grasa con el tiempo. Lo que sí puede influir es la técnica, ya que si no es la correcta puede que el bebé no tome la cantidad necesaria. 

Foto de una mujer dandole de comer a un niño

Mitos sobre la cuarentena después del parto

No se puede hacer ejercicio durante la cuarentena: Se ha demostrado que es recomendable empezar a realizar ejercicios para el periné 15 días después del parto. Lo importante es que sea actividad física tranquila y progresiva. 

Hay que usar faja después del parto: El principal objetivo de esto es recuperar la figura que se tenía antes del embarazo. Las fajas con cierre de velcro pueden favorecer la comodidad del abdomen. Cuando se trata de un parto por cesárea es necesario dejar que cicatrice por completo antes de usar fajas. 

No se pueden tener relaciones sexuales: Hay ciertos factores que pueden influir negativamente a la hora de mantener relaciones intimas. El sangrado natural puede generar incomodidad por el color y olor del fluido. Los cambios hormonales pueden generar baja lubricación, sensibilidad vaginal o dolor durante la intimidad, especialmente en caso de episiotomía. También puede haber una disminución del líbido, por lo que el deseo sexual es bajo, algo completamente normal. No hay un periodo definido para reiniciar la vida sexual, pero los médicos recomiendan que sea después de la cuarentena. Además, se puede empezar por las caricias e ir lentamente hasta que haya una comodidad física y psicológica. 

Foto de una mujer haciendo ejercicio con su bebé encima

Mitos sobre la dieta después del parto 

La dieta también es algo que genera muchas dudas y podría ser un dolor de cabeza. Por ello te presentamos algunos de los mitos que puede que hayas oído. Lo más importante es hacer caso a las recomendaciones del médico para tener una recuperación adecuada. 

La dieta se debe comenzar lo más pronto posible: No es así, debido a que el cuerpo demanda más calorías, nutrientes y energía para poder amamantar al tiempo que cicatrizas. Así que debes tomar con calma la incorporación de la dieta a tu vida de madre. 

Hay que comer más después del parto: Aunque el cuerpo demanda más calorías y proteínas, tampoco es excusa para los antojos poco saludables. Además, lo mejor es cambiar tres comidas grandes por cinco pequeñas, pues te ayudará a ajustar mejor tu horario. Procura comer frutas y verduras ya que ayudan a la cicatrización y a que tengas más vitalidad. 

Debes tomar más agua y leche: No debes consumir en exceso ningún tipo de alimento o bebida. Se considera que la ingesta de agua debe ser de acuerdo a la sed. Además, aumentar el consumo de leche no mejora ni empeora la calidad de la leche materna, por lo que no es algo recomendado. 

Foto de una mujer señalando un plato con verduras

¿Qué opinas? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button