Curiosidades del mundo

Macondo: Los platos favoritos de García Márquez en Barcelona

Barcelona es una ciudad que invita a ser descubierta, a perderse por sus calles y disfrutar de sus ambientes y arquitectura. De vez en cuando, encuentras lugares maravillosos, yo encontré a Macondo. Un lugar exótico, literario y con sabor a mar. Sin duda, es uno de los restaurantes de moda, con alma y más novedosos en Barcelona.

De esos sitios que tienen una historia escondida detrás. Un local donde prima la experiencia de los sentidos. A continuación, te detallo como viví una experiencia tan singular:

1. La vista. Como relata el libro, Macondo resulta ser un lugar mágico y todo lo que le rodea te hace transportar al Caribe. Nada más llegar te reciben las palabras de Gabo y el dibujo de una mujer experta en la selección de frutas exóticas. En un instante, ya estás en Macondo.

2. El olfato. ¿Recuerdas el olor del mar? Ahora piensa en una combinación de mar, madera y productos autóctonos. A eso huele el restaurante. Los platos te harán transporte a tu niñez, fundamentalmente porque toda la comida es casera y se nota que está hecha con amor. Una sugerencia: La cazuelita cartagenera.

cazuelita cartagenera

3. El gusto. La comida es sorprendente y eso es de admirar en una gran ciudad como Barcelona, vanguardista de la cultura y gastronomía del país. Prepárate para vivir sensaciones inéditas. Si quieres probar algo diferente te lo recomendamos. ¡Déjate sorprender! Lo mejor, sus ceviches.

4. El tacto. Las texturas que se perciben son muy diversas y van desde lo más exótico y cítrico a lo más tradicional y familiar. Pero, por encima de todos los sentidos, volverás no sólo por lo que percibes sino por lo que te hace sentir. En Macondo te sientes especial. Y eso, sólo lo consigue el equipo que hay detrás.

macondo

5. El oído. Después de la comida tu atención se vuelve menos selectiva y eres más consciente de la música que te envuelve. Una selección pensada para crear el ambiente más adecuado para la ocasión. Es momento de compartir un postre y pedir un coctel. Cristhian sabrá recomendarte los mejores cocteles del lugar en función de tus gustos.

Si tienes la oportunidad de viajar a España y pasar por Barcelona te animamos a visitar este local, su cultura y ambiente literario harán de tu experiencia algo único.

Por fortuna, Macondo, no es un lugar sino un estado de ánimo que le permite a uno ver lo que quiere ver, y verlo como quiere.

Gabriel García Márquez

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close