Pareja

Los hombres… ¿Un mal necesario?

Nos hacen llorar, pasamos tusas por su culpa, los odiamos… ¡Pero no podemos vivir sin ellos! ¡Hombres!

¡Levante la mano quien no ha pasado del amor al odio por un detalle (para ellos) insignificante! Y es que, definitivamente, muchas de nosotras besamos muchos sapos antes de encontrar un supuesto príncipe azul que, al final, termina teniendo tal cantidad de defectos que simplemente suspiramos diciendo, “no hay nadie perfecto”.

mal1

Amigas, aceptemos la realidad, los hombres son un mal necesario, si no fuera así, no insistiríamos en rehabilitar gamín ni en chorrear la baba por el que no nos da ni la hora, tampoco nos aferraríamos al que nos maltrata y hace daño… Entonces, si son un mal necesario, ¿por qué? ¿cuál es el motivo? Lo tratamos de encontrar a continuación…

Los hombres son un mal necesario porque…

Nos gusta tener uno

Todos sabemos lo de la “novia trofeo” masculina (esa mujer sin seso pero mucho cuerpo que algunos tienen solo para mostrar) pero poco se habla de nuestro orgullo por el solo hecho de “tener” pareja. Muchas de nosotras no tenemos exactamente un hombre trofeo, pero sí un “peor es nada”. No hay nada peor que llegar a la fiesta de reencuentro de la U o el colegio y ser la única solterita y a la orden.

mal2

[Lee también: ¿Por qué a veces no te dan ganas?]

Alivia el bolsillo

He escuchado más de una vez a mujeres quejándose de su pareja, que son perros, que no las entienden, que las tienen aburridas… Pero no los dejan por un asunto meramente económico, en especial cuando hay niños de por medio. Un hombre “en mano” (por así decirlo) genera más ingresos que uno “volando” del que se reciba (o no) una cuota alimentaria obligada a regañadientes.

mal3

[Lee también: ¿Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos?]

Tienen algo que nosotras no tenemos

Aunque cada vez es más aceptada la autosatisfacción sexual femenina, a muchas nos hace falta un hombre que, además de tener un miembro, lo apapache a uno con brazos fuertes, le caliente el ratico, le dé besitos, le raspe la mejilla con la barba y (lo más importante) te haga sentir deseada.

mal4

Es nuestro y de nadie más

Nada peor que salir de un hombre para descubrir que a los pocos meses está feliz y dichoso en los brazos de otra mujer. Seamos francas, muchas veces nos aguantamos a nuestro propio mal necesario solo por el hecho de que lo tenemos, es nuestro, nos pertenece y nos aterra que nos pase lo que dicen de “nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”.

mal5

Nos quitan la soltería

Después de cierta edad es muy molesta la preguntadera de familiares y amigos sobre tu estado civil; es cuando agarramos nuestra agenda y nos ponemos a llamar al man que siempre estuvo tragado de nosotras y al que nunca le dimos nada, a ver con qué sale… ¡O peor aún!, nos unimos al grupo del Face del colegio para pescar solterones o divorciados. Muchas de nosotras preferimos estar solteras que mal acompañadas, pero muchas otras, aunque no lo aceptemos, hacemos todo lo contrario.

mal6

Y tú, dinos, ¿por qué razón crees que los hombres son un mal necesario para las mujeres? Comparte esta nota con tus contactos y cuéntanos…

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close