Pandemia y el Covid-19, dos años después - Vibra
Actualidad

Pandemia y el Covid-19, dos años después

Después de convivir dos años con la pandemia y el Covid-19 recordamos algunos momentos relevantes que han marcado este tiempo de encierro.

Cuando nos anunciaron que los aeropuertos se cerrarían y que haríamos un simulacro de cuarentena entendimos que ese tal Covid-19 era muy real.

Ante el anuncio, muchos desesperados fueron a los supermercados a comprar papel higiénico, ¿por qué?, hasta ahora nadie lo sabe.

Según especialistas, este es un comportamiento copiado de alguien más por el miedo a perderse de algo sin conocer una razón real.

¿Qué cambió con la pandemia y el Covid-19?

El aislamiento y evitar el contacto físico serían nuestras nuevas reglas de juego, cambió nuestro comportamiento quizás para siempre.

El tapabocas, gel antibacterial y el alcohol se volvieron productos necesarios en la canasta familiar de todos.

Dejar los zapatos en la entrada del hogar y despojarse de la ropa usada se convirtieron en la rutina de las personas que por diferentes motivos debían continuar con sus labores.

Muchos quisieron regresar a sus lugares de origen, algunos dejaron las ciudades para estar con sus familiares y los vuelos humanitarios se pusieron de moda para regresar al país.

Mientras tanto, otro grupo de personas afirmaban con teorías conspirativas que el virus lo habían creado con el fin de evitar la sobrepoblación mundial o de ‘introducirnos un chip’.

Con el Covid-19 llegó el hambre, y se hicieron más visibles las necesidades de aquellos que no tenían nada o se habían quedo sin trabajo.

La vida social quedó en pausa, incluso se perdió la cercanía dentro de los mismos grupos familiares, pues ya no nos podíamos reunir como lo hacíamos antes.

En algunas ciudades se impuso el pico y cédula y el pico y género, alternativas para poder movilizarse solo por los espacios autorizados.

Se prohibió la movilidad dentro de los barrios y localidades y los paseos se tuvieron que aplazar, y para mercar o ir al supermercado habían reglas.

Cada fin de semana se aplicaban toques de queda para evitar aglomeraciones, reuniones familiares y hacer vida social.

Todo este caos generó que muchas empresas pusieran de moda el ‘homeoffice’, una solución que trajo beneficios, pero también que generó problemas.

Nacieron empresas encargadas de desinfectar con sofisticados sistemas las casas y lugares de trabajo que no podían dejar de funcionar durante la pandemia.

Tapetes para desinfectar los zapatos, trajes especiales para salir a la calle, uso de guantes quirúrgicos nos hicieron sentir como si estuviéramos en otro mundo.

Las aplicaciones para recibir clases virtuales se volvieron populares entre los estudiantes que tenían acceso a Internet, lastimosamente no fue una solución para todos.

Los permisos especiales se volvieron comunes para ir al trabajo, pasear mascotas, incluso para mover el carro o la moto.

Los más afectados con el desempleo fueron los trabajadores de restaurantes, bares y dueños de pequeños negocios y establecimientos públicos.

El Covid-19 al relacionarse con una gripa muy fuerte puso de moda productos como la moringa, el jengibre y la mezcla de algunos medicamentos.

Nos volvimos expertos en conocer los síntomas, evitamos a la fuerza dejar de ir a Urgencias por miedo al posible contagio.

Muchas parejas no se pudieron acostumbrar a vivir y trabajar en el mismo espacio de trabajo, lo que generó el fin de muchas relaciones y matrimonios.

Por momentos hemos perdido la esperanza, sin embargo muchos hemos tenido aprendizajes que seguramente nos han hecho mejores personas.

Y a ti, ¿qué aprendizaje te ha dejado esta pandemia y el Covid-19? Déjanos tu historia en los comentarios.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button