Bacterias ¿buenas o malas? — Vibra
Bienestar

Bacterias ¿buenas o malas?

Una de las principales realidades de los microorganismos y de la vida que nos rodea es que están en todos lados. Sí leíste bien, absolutamente todo lo que tocamos, miramos, comemos y hasta respiramos, está lleno de bacterias, es más, millones de ellas. Pero, ¿cómo es que nuestros cuerpos conviven con esto?

Desde el comienzo de la medicina occidental, por los diversos avances sobre la vida de microorganismos y patógenos, las bacterias han tenido una pésima reputación. Lo que realmente pocos saben es que las bacterias son absolutamente necesarias para muchos de nuestros procesos biológicos y esenciales para el desarrollo de la vida en la tierra como la conocemos.

Bacterias necesarias para nuestro funcionamiento biológico

En la actualidad, loa microbiólogos se dedican a investigar un grupo específico de bacterias que cumplen con un papel importantísimo en la salud de los humanos. Se trata, nada más y nada menos de aproximadamente unas 100 billones de bacterias “buenas”, que habitan nuestro cuerpo. Si bien no su trabajo no es muy conocido, muchas de ellas son necesarias para la digestión de alimentos, la síntesis de proteínas y hasta la producción de energía.

Vibra también con:

La mayoría de las bacterias son excelentes aliadas del resto de organismos, como los humanos, por ejemplo. Sería difícil de creer, pero más de miles de millones de bacterias viven y se multiplican constantemente dentro de nuestros cuerpos, superando en número a nuestras células, en una proporción aproximada de 10 a 1. Tan solo unas 100 especies de bacterias resultan patógenas y pueden llegar a enfermarnos.

A gran escala, estos patógenos pueden causar varios problemas de salud y, si bien hay unos leves, potencialmente hay bacterias infecciosas bastante graves. Las enfermedades infecciosas son la segunda causa de muerte en el mundo y tanto bacterias como virus figuran como los principales asesinos. Por ejemplo, la tuberculosis causa cerca de dos millones de vidas cada año. Por otro lado, la bacteria Yersinia pestis, conocida por causar la mortal peste bubónica en la edad media, mató cerca de un tercio de la población de Europa en el siglo 14.

Los investigadores han hecho progresos considerables en los últimos 100 años en la domesticación de algunas especies con antibióticos, pero las bacterias nocivas también han encontrado maneras de resistir a muchas de esas drogas. Se trata de una carrera armamentista que los seres humanos han ido perdiendo en los últimos tiempos, en parte porque no hemos entendido a nuestro enemigo muy bien.

¿Sabías esta valiosa información? Te invitamos a comentar lo que piensas en la parte de abajo de esta nota y a compartirla con todos tus amigos…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button