Bienestar

Huevo Yoni, una terapia que promete maravillas

El huevo Yoni hace parte de una terapia alternativa que promete mejorar la intimidad femenina. Te contamos de qué se trata.

¿Te acuerdas del huevo de obsidiana? Es una herramienta que se utiliza para tratamientos terapéuticos femeninos y existen varios tipos de estos artefactos, que se elaboran con distintas piedras energéticas, como la misma obsidiana, pero también amatista, jade nefrita, ópalo y cuarzo rosa, entre otras.

En primer lugar debes conocer que el origen de estos huevos se puede rastrear hasta la antigua China, cuando era utilizado por las concubinas del emperador. Se decía que era su secreto para ser las mejores amantes del imperio, debido a que ejercitaban sus músculos pélvicos con ellos mediante una técnica taoísta.

Terapia huevo Yoni

Los huevos vaginales se han utilizado desde épocas ancestrales y por diversas culturas para tratar la salud íntima femenina; la palabra Yoni, precisamente, hace referencia a esta parte del cuerpo femenino en idioma sánscrito y significa vagina.

Es por ello que se usa para mejorar la sensibilidad íntima de las mujeres y tener climax más intensos. Además, puedes utilizarlo como un juguete con tu pareja. Todo lo anterior se considera un buen preparativo para el trabajo del parto y su recuperación.

Beneficios del huevo Yoni

  • Ayuda a ser consciente de tu musculatura vaginal.
  • Promete aumentar la libido, la confianza y la autoestima.
  • Previene la sequedad en tu zona íntima, incontinencia, flacidez y atrofia.
  • Gracias a que presiona puntos de reflexología, aumenta la energía vital.
  • Te puede conectar con tu energía para sanación, transformación, desbloqueo y liberación de tu intimidad.
  • Aunque este beneficio es polémico, quienes lo recomiendan aseguran que puede ayudar a equilibrar el ciclo menstrual, los niveles hormonales, aliviar los cólicos y tratar los síntomas de fibromas y quistes.
Foto de varios cuarzos tallados

¿Cómo se usan los huevos Yoni?

Para realizar ejercicios Kengel, introdúcelo suavemente en tu vagina y con los músculos del suelo pélvico trata de subirlo hasta la parte más alta de la misma. También puedes simplemente usarlo mientras duermes. Repite cada noche durante 3 semanas y descansa en la semana del período.

¿Cómo introducir el huevo Yoni?

Lo primero que debes hacer es lavarte muy bien las manos y asegurarte de que el huevo también esté limpio y totalmente desinfectado. Luego, recuéstate boca arriba, separa las piernas y acomódalo de tal forma que la parte más pequeña quede hacia ti. Introdúcelo con ayuda de tus manos.

¿Cómo sacar huevo Yoni?

Puja suavemente, de manera similar a como haces para orinar; el huevo descenderá y saldrá de manera natural. Cuando lo hagas en el baño, debes poner tu mano bajo tu vulva para que no se caiga al sanitario. Si no sale, no te anguesties, relájate y verás que puede salir por sí solo. Algunos traen pitas atadas a ellos para la extracción, pero por higiene no se recomiendan.

Cómo limpiar huevo Yoni

Puedes lavarlo con agua tibia y jabón natural sin fragancias. Si por accidente cae en el inodoro, ponlo en un vaso de agua con una cucharada de agua oxigenada y déjalo allí por unos 30 minutos. Luego lávalo como lo haces normalmente. Debes higienizarlo diariamente después de extraerlo.

Huevo Yoni cuarzo rosa, ¿cómo usarlo?

Al cuarzo rosa se le atribuyen propiedades antienvejecimiento, así como el poder de concectarte con tu chakra 2 y 4. Se utiliza de la misma manera que los otros huevos (ver párrafo anterior), con la diferencia de que se recomienda cargarlo una vez antes de estrenarlo, dejándolo toda la noche en agua con sal bajo la luz de la Luna llena.

Fotod e una mujer con una piedra tallada en su mano

Huevo Yoni amatista

De igual forma que el cuarzo rosa, esta piedra tiene sus propias características que ofrecen beneficios específicos para tu intimidad. Como la amatista es el cristal de la intuición, a este huevo se le atribuyen poderes para mejorar la concentración, tranquilizar la mente, pensar en forma objetiva y tener sueños lúcidos.

Foto de una amatista tallada

Finalmente, si te llama la atención este tipo de terapias alternativas para trabajar la intimidad femenina, te recomendamos probar el masaje yoni, una técnica que te ayuda a conectarte con tu cuerpo, poniéndote en sintonía con tu vulva.

¿Qué opinas? Escribe lo que piensas en los comentarios de esta nota. ¡Y compártela en tus redes sociales!

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button