Bienestar

Vendaje neuromuscular, ¿de qué se trata y sus beneficios?

Quizás has visto el vendaje neuromuscular pero no lo conoces con ese nombre, pues es muy común en los deportistas de alto rendimiento.

Las dolencias en el cuerpo pueden aparecer en cualquier momento y por diferentes razones. En el caso de realizar actividad física, se debe tener en cuenta cuánto tiempo debe descansar un músculo después de hacer ejercicio, pues de no respetar los tiempos se puede presentar sobrecarga y/o lesiones. 

También es posible que algunos esfuerzos excesivos dejen consecuencias y donde los masajes asiáticos pueden ser de gran ayuda, ya que provienen de la medicina tradicional oriental. Por otra parte, una gran ayuda pueden ser los vendajes neuromusculares, que son en los que nos enfocaremos y que tienen grandes beneficios. 

Cinta kinesiotape, ¿qué es?

Se conoce con el nombre de kinesiotape, que traducida al español es cinta kinesiológica. Es una tira adhesiva elástica, transpirable y ligera con una textura similar al de la piel humana. Se usa para labores de fisioterapia y recuperación de dolencias o patologías. Aunque hace pocos años se popularizó, fue desarrollada por el japonés Kenzo Kase en los años 70. 

Una de las grandes ventajas de los vendajes neuromusculares con esta cinta es que no limita los movimientos ni la articulación de la zona afectada. Además, permite la libre circulación sanguínea, lo que fomenta la recuperación natural de la lesión. 

Beneficios del vendaje neuromuscular

La principal diferencia de la cinta kinesiológica con los vendajes tradicionales es que no inmoviliza la zona afectada. Contrario a eso, ofrece estabilidad muscular mejorando la contracción en el músculo debilitado por la lesión o por infrautilización. Se puede utilizar en una gran cantidad de problemas pues entrega estos otros beneficios:

  • Alivia el dolor
  • Disminuye las inflamaciones y hematomas
  • Permite hacer entrenamientos funcionales
  • Estimula los músculos
  • Ayuda a solucionar problemas de postura corporal
Foto de vendaje neuromuscular en el hombro de un hombre

Cintas kinesiológicas, ¿cómo colocarlas?

Una de las cosas que garantiza los resultados de este tratamiento es la correcta colocación. Es indispensable acudir con un profesional para asegurarte de que estén correctamente ubicadas las cintas y para conocer el diagnóstico correcto. Si quieres conocer el procedimiento, te dejamos los pasos a continuación:

  • Limpiar y secar muy bien la zona, pues los residuos de crema o la sudoración afectan su adherencia. 
  • Si hay mucho vello en la zona, lo ideal es depilar ya que influye negativamente a la hora de pegar la cinta. 
  • Antes de ponerla se debe medir con el músculo en tensión y dejando unos centímetros de margen en cada extremo. 
  • Inmediatamente después de ponerla se debe frotar ya que el pegamento se activa con el calor.
  • Se debe esperar al menos 30 minutos para poder tomar una ducha o realizar actividad física. 

Kinesiología facial, ¿qué es?

Luego de conocer los beneficios de las cintas kinesiológicas en el aspecto de recuperación muscular, también empezó a implementarse en los tratamientos estéticos. En este caso, las citas se ponen directamente en la cara donde se usa como método preventivo y de corrección del envejecimiento. 

Ayuda a reducir las arrugas que van apareciendo, además de mitigar las líneas de expresión que con el tiempo se hacen más notorias. También es un tratamiento que mejora la hinchazón que aparecen por otros procesos. Se debe realizar en un lugar profesional para evitar inconvenientes con el adhesivo por ser tan delicada la piel del rostro. 

Foto de una mujer con cintas kinesiológicas en la cara

¿Conocías los vendajes neuromusculares? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button