Curiosidades del mundo

Experimentos fáciles para niños con los que se divertirán

Si estás buscando experimentos fáciles para niños, seguro estos te encantarán para pasar un divertido rato en familia.

Distraer a los niños a veces puede ser complicado, pero no hay nada mejor que ponerlos a experimentar para pasar un rato agradable. Por eso aquí te presentamos algunos experimentos fáciles con los que seguro se divertirán un montón.

Experimentos para niños fáciles y divertidos

Presta mucha atención y sigue el paso a paso de cada experimento para que sea todo un éxito. Lo mejor es que no necesitas muchos materiales para explorar el mundo. ¡Manos a la obra!

Vibra también con…

 

¡Que tus dibujos cobren vida!

Si alguna vez has soñado con que tus dibujos puedan moverse, esta es la solución. Todo es gracias a un fenómeno científico conocido como la insolubilidad, por eso podrás ver cómo tus dibujos cobran vida al flotar en agua. Lo mejor es que solo necesitas un marcador borrable, un vaso con agua a temperatura ambiente y un plato de porcelana o algún recipiente de vidrio.

Luego con el marcador borrable, tienes que hacer un dibujo sencillo en el plato o recipiente de vidrio como una figura de palo, corazones o estrellas. Después pon un poco de agua en el plato para levantar el dibujo del plato y agítalo para hacer que el dibujo se mueva, es realmente sorprendente.

Experimentos fáciles para niños: El agua viajera

Si quieres poner a prueba tu creatividad y descubrir una propiedad del agua conocida como la capilaridad, este experimento es para ti. Lo único que necesitas es agua, vasos, papel de cocina y colorante para alimentos, por lo menos 3 colores diferentes.

Para hacer tu experimento necesitas cortar el papel de cocina en cuatro partes de manera que quepan entre los vasos. Debes ubicarlo cuidando que cada extremo del papel debe ir desde el fondo de un vaso al siguiente sin que sobre mucho espacio entre ellos. Luego llena un vaso con agua y agrega colorante de alimentos de diferentes colores a cada vaso, es importante que dejes un vaso vacío entre cada vaso. Luego coloca el papel de cocina y verás cómo se empiezan a pintar de diferentes colores como si fuera un arcoíris.

Cultiva en agua

Lo mejor de este experimento es que puedes tener tus propias lechugas a la hora que quieras para preparar deliciosas ensaladas. No necesitas tierra, solo agua. Por eso los materiales que vas a usar para esto son un vaso, un tallo de lechuga y agua.

Luego de tener a la mano el tallo de lechuga, necesitas que se mantenga elevado, por eso debes insertar tres palillos en forma de trípode en la base de la lechuga. Después, pon el tallo en el vaso y agrega un poco de agua asegurándote de cubrir solo la base de la lechuga. A continuación, tendrás que ubicar el frasco en una ventana o lugar que reciba luz solar y cambiar el agua todos los días para que no se pudra. Pasados unos días vas a comenzar a notar que la lechuga comienza a crecer, si quieres puedes transplantarla a una maceta y crear tu propia huerta en casa.

Si te gustaron estos experimentos fáciles para los más pequeños de la casa, también puedes aprender ¿Cómo hacer slime casero para jugar con los niños? A un clic en Vibra.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button