Curiosidades del mundo

Fiestas de adolescentes, todo lo que debes saber

Si te has preguntado cómo son las fiestas de adolescentes, todo lo que debes saber te lo compartimos en el siguiente artículo.

Si tienes hijos mayores de 12 años seguramente es muy común escuchar la expresión “mami, me dejas ir a una fiesta con mis amigos del colegio” o “¿puedo hacer una fiesta con mis amigos en la casa?”.

Un mar de dudas llega a ti y aunque quieres dejarlos ir o permitirles hacer la fiesta en casa no sabes como es el comportamiento de los demás adolescentes, es por eso que es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones.

La responsabilidad como padres es la clave para que la fiesta sea divertida y sin ningún riesgo. Empecemos haciendo una lista de las cosas más importante que se deben pensar antes del gran evento.

  • Lista de invitados: Cuando un adolescente planea una fiesta, la noticia vuela a través de las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. Debido a estos nuevos medios de comunicación, las fiestas de adolescentes pueden llegar a ser demasiado grandes como para que los padres puedan controlarlas. Por eso, poner un límite claro en el número de invitados que asistirá es el primer paso.
  • Hora y lugar: Las fiestas de adolescentes suelen comenzar tarde en la noche e ir pasando de una casa a otra. Conocer cómo será el recorrido de la noche es crucial para la seguridad.

Alcohol y drogas en fiestas de adolescentes, ¡atención a las señales!

Los adolescentes a menudo esperan encontrar alcohol y drogas en las fiestas. Algunos padres creen que es preferible dejar que los adolescentes beban en su propia casa donde puedan estar protegidos. Aunque las intenciones sean buenas, la idea es totalmente insensata. No es posible proteger a un adolescente cuyo juicio esté afectado.

El alcohol y las drogas alteran el buen juicio. Los adolescentes son más propensos a tener sexo, involucrarse en incidentes violentos o sufrir una lesión después de usar drogas o alcohol. Con demasiada frecuencia mueren personas a causa de actos violentos, lesiones no intencionales o sobredosis relacionadas con el alcohol y las drogas.

Foto de tres hombres con capota agachados en una esquina compartiendo pastillas entre ellos

El alcohol afecta a los adolescentes de distinto modo que a los adultos. Por ejemplo, en comparación con los adultos, los adolescentes son más propensos a quedarse despiertos, estar deambulando o manejar un auto, a la vez que sufren de mayor alteración mental.

También es importante que cuentes con información suficiente sobre la incidencia de los adolescentes y la depresión, así tendrás presente sus síntomas. Recuerda que el consumo de sustancias que alteran los sentidos puede ser una respuesta a otros síntomas como tristeza, vacío, desesperanza, irritabilidad, baja autoestima, pensamientos suicidas o impulsos autodestructivos.

Si notas estos comportamientos de forma repetitiva en tu hijo adolescente, el primer paso es la conversación y la comunicación, luego puedes acudir a un profesional para recibir el apoyo necesario.

Dichas estas previas advertencias, entremos en tema:

Si vas a tener una fiesta de adolescentes en tu casa…

  • Planea las cosas con anticipación. Repasa los planes de la fiesta con tu hijo.
  • Anímalo a planear actividades o juegos en los que no esté el alcohol de por medio. Los retos o las bromas son una buena alternativa.
  • Limita el número de asistentes, que no exceda de 10 a 15 adolescentes por cada adulto. Asegúrate de que a todo momento esté presente al menos un adulto. Si es necesario, pide a otros padres que vengan a ayudarte.
  • La fiesta sólo debe ser para invitados. No permitas la entrada a personas que no han sido invitadas. Esto evitará que la fiesta sea “de puertas abiertas”
  • Establece la hora en que comienza y termina la fiesta. Averigua cuáles son las leyes locales de toque de queda para determinar la hora de finalización de la fiesta.
Foto de un grupo de adolescentes entados en un sofá en una fiesta en casa con refrescos y pizza

Reglas de fiestas para adolescentes:

Establece las “reglas” de la fiesta y sus expectativas. Coméntalas con tus hijos antes de la fiesta. Algunas de las reglas pueden incluir lo siguiente:

  • No habrá tabaco, alcohol ni otras drogas.
  • Nadie podrá irse de la fiesta y luego volver.
  • Las luces estarán prendidas todo el tiempo.
  • Algunas habitaciones de la casa estarán prohibidas.
  • Ten suficiente comida y bebidas no alcohólicas
  • Además, coloca bajo llave tus bebidas alcohólicas y tus medicinas tanto recetadas como de venta libre.
  • Debes estar presente, pero sin impedir que se diviertan.
  • Elije un lugar desde donde puedas ver lo que está pasando sin interponerte. También podrías ayudar a servir los bocaditos y las bebidas.
Foto de una adolesencete entrando a un carro mientras sus amigos se despiden de ella

Si tu hijo adolescente va a ir a una fiesta…

  • Conoce dónde será y cuánto tiempo estará allí. Obtén el número telefónico y la dirección de la fiesta
  • Pídele que te llame si el lugar del evento cambia. No olvides decirle a tu hijo dónde estarás durante la fiesta.
  • Llama a los padres que ofrecerán la fiesta para confirmar que estarán presentes todo el tiempo supervisando. Asegúrate de que no se permitirá el uso de tabaco, alcohol y drogas.
  • Habla con tu hijo de antemano sobre cómo enfrentarse a una situación en la que se sienta incómodo o en riesgo.
  • Asegúrate de primero prestar ayuda y apoyo, luego preocuparse por las consecuencias. Si tu hijo necesita tu consejo dentro de una fiesta, debe saber que estarás para él antes de regañarlo. Debe relacionarte con ese lugar seguro al que acudir.
  • Asegúrate de que tu hijo tenga cómo ir a la fiesta y volver a casa. Siempre con una persona confiable.
  • Facilítale la salida haciendo énfasis en que puede llamarle en cualquier momento para que tú lo recojas. Comenten en qué casos deberían hacer esa llamada. Recuérdale que NUNCA debe ir en un auto conducido por alguien que ha estado bebiendo o usando otras drogas.
  • Procura estar pendiente cuando llegue a casa. Así podrás verificar la hora de llegada y hablar con tu hijo acerca de los sucesos de la noche.
  • Verifica la ubicación de la casa en dónde se va a quedar en caso de que no regrese a casa hasta el otro día.

Esperamos que esta información haya sido importante, compártela con más personas que tengan hijos adolescentes y no los descuides jamás. ¿Qué otros consejos para padres tienes, ya sea sobre fiestas de adolescentes o cualquier otro tema relevante para la crianza?, cuéntanos en los comentarios.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button