Bienestar

Cómo aplanar una cicatriz queloide y mejorar su aspecto

Por si te interesa saber cómo aplanar una cicatriz queloide, las cuales no son muy agradables, aquí tienes varias alternativas.

A lo largo de la vida nos enfrentamos a muchos escenarios y situaciones que nos pueden dejar marcas a largo plazo. Estas consecuencias pueden impactar directamente en la mente y nos obsesionamos con la apariencia física. Por ello es importante conocer qué es y cómo superar la dismorfia corporal, ya que es un trastorno obsesivo por los defectos corporales propios. 

Además, hay que tener en cuenta que dichas huellas pueden aparecer por enfermedades y, si es tu caso, te interesará saber cómo quitar las cicatrices del acné, donde hay procesos como la dermoabrasión para las lesiones más graves de este tipo. Por otra parte nos encontramos con las queloides, que no son para nada bienvenidas. 

Cómo quitar una cicatriz queloide

Este tipo de cicatrices son aquellas que aparecen de forma engrosada y elevada donde se haya producido una lesión. Generalmente suelen aparecer en los lóbulos auriculares, hombros, mejillas o pecho. Además, quienes son propensos a desarrollarlas pueden presentarlas en más de un lugar del cuerpo. 

Estas se pueden presentar meses o años después de la lesión y no se descarta que tiempo después del tratamiento reaparezca. Estos son algunos de los procedimientos médicos que tienen los mejores resultados, aunque siempre se debe consultar con el médico antes de realizar alguno de ellos. 

  • Crioterapia: Consiste en tratar la cicatriz con nitrógeno líquido para congelarla. Es posible que se requiera más de una sesión y dentro de los efectos secundarios está el dolor, ampollas y/o pérdida del color de la piel. 
  • Láser: Los queloides más grandes se pueden aplanar con láser de colorante pulsado. Se administra en varias sesiones en un intervalo de 4 a 8 semanas. Las consecuencias pueden ser cambio de tonalidad, ampollas y costras. 
  • Radioterapia: Con los rayos x de bajo nivel se puede reducir o minimizar el tejido cicatricial después de varias sesiones. Los efectos secundarios pueden ser complicaciones en la piel y cáncer a largo plazo. 
  • Cirugía: En caso de no haber respondido a otras terapias, es posible que el médico te recomiende una extirpación quirúrgica. 
Foto de una cicatriz queloide con una ilustración de un láser

Inyecciones para cicatrices queloides 

También hay una serie de procesos en los que se trata esta condición de la piel con agujas. Para intentar reducir el grosor se puede llevar a cabo un tratamiento donde te inyectarán cortisona u otros esteroides. Por lo general, cuando se trata de esta alternativa te tendrías que someter a inyecciones mensuales por un máximo de seis meses antes de ver la cicatriz aplanada. Además, los posibles efectos secundarios son la aparición de varices, adelgazamiento de la piel y un cambio permanente del color de piel que se debe tratar. 

Crema para cicatrices queloides 

Por otra parte se encuentran las cremas, las cuales pueden ayudar a atenuar las molestias y reducir el riesgo de la aparición de los queloides. En primer lugar nos encontramos las que tienen corticoides, las cuales deben tener una debida receptación médica y se enfocan en reducir la picazón. Además, hay productos especializados para las cicatrices, como Cicatricure gel, que pueden tener un efecto más tardado que los descritos anteriormente, pero se reduce considerablemente la posibilidad de presentar efectos secundarios. 

Cómo eliminar cicatrices queloides naturalmente 

Los tratamientos naturales cada vez ganan más fuerza por sus buenos resultados sin la necesidad de la exposición a químicos o procedimientos más agresivos. Para aplanar una cicatriz queloide también te traemos algunos de los remedios que puedes realizar en tu casa con ingredientes que probablemente tengas en casa. 

  • Miel: Tiene propiedades antifúngicas que son perfectas para tratar las cicatrices. Debes poner un poco de miel fresca, masajear suavemente, dejarla durante 20 minutos y limpiar con abundante agua. 
  • Agua de rosas, sándalo y limón: La combinación de estos ingredientes otorgan beneficios tonificantes, desinflamantes, regeneradores, entre otros. Mezcla un poco de polvo de sándalo con los demás ingredientes para obtener una pasta. Aplica esto en la cicatriz y deja que actúe toda la noche y retiras en la mañana. Haz esto todos los días durante dos meses.  
  • Bicarbonato: Sirve como exfoliante natural, favorece la limpieza y su acción abrasiva ayuda a reducir la visibilidad. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con una de miel, deja que actúe por 20 minutos en la piel y retira con agua tibia. Repite el proceso 2 o 3 veces al día. 
  • Vinagre de manzana: Gracias a sus propiedades ayuda a reducir el enrojecimiento y el tamaño del queloide. Solo debes diluir el vinagre en un poco de agua, aplicar, dejar actuar durante 30 minutos y lavar la zona. Lo ideal es hacerlo 2 o 3 veces al día durante 5 semanas seguidas. 
Foto de la mano de una mujer cogiendo una mezcla de bicarbonato

¿Sabías cómo aplanar una cicatriz queloide? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button