Bienestar

Cómo prevenir las venas várices y lucir unas piernas saludables

Si estás preocupada por la apariencia de tus piernas y te preguntas cómo prevenir las venas várices, llegaste al lugar indicado. Te explicamos algunos tips que te serán de mucha ayuda.

Los años no vienen solos y una de sus consecuencias más molestas aparece en las piernas; nos referimos a las várices, un problema que afecta a mujeres y hombres en todo el mundo. Se trata de venas agrandadas y retorcidas que suelen aparecer en las piernas y se encuentran muy cerca a la superficie de la piel; por ello son visibles a traves de ella.

Causas de las várices

Aunque están asociadas a una insuficiencia genética del sistema circulatorio, son un problema muy antiestético que también se ve influenciado por los hábitos alimentarios y el estilo de vida poco saludable. Además, algunas personas manifiestan incomodidad y dolor.

Son causadas por válvulas dañadas en las venas. Ellas tienen que bombear la sangre hacia arriba, contra la gravedad, especialmente en las extremidades inferiores, y luego cerrarse para que no se devuelva. Si están débiles, la sangre se puede filtrar y acumularse en las venas, dilatándolas y dándoles una desagradable apariencia retorcida.

Foto de una pierna con várices

Si eres de las que ya tiene várices, puede que necesites cirugía u otro tipo de tratamiento médico ambulatorio. Las venas más pequeñas y finas pueden eliminarse con tratamiento de láser, que es indoloro y no requiere anestesia.

Algunos factores de riesgo que propician su aparición, son:

Te explicamos cómo prevenir las venas várices en las piernas

En cuestión de várices, es mejor prevenir que operar, y por eso te contamos qué puedes hacer para retrasar su aparición, además de mantener un estilo de vida saludable y decirle adiós a la ropa ajustada o demasiado apretada, pues puede trancar la circulación, entre otros perjuicios.

Medias para la vena várice

También conocidas como medias de compresión, suelen ser prescritas por un profesional de la salud y están indicadas para personas con várices, pacientes recién operados o que padecen de otras condiciones en sus extremidades inferiores. Ellas aprietan de manera controlada las piernas para que la sangre circule hacia arriba, ayudando a prevenir la hinchazón y reduciendo la aparición de coágulos.

En el mercado se encuentran diferentes tipos de compresión (desde leve hasta fuerte), así como diversos largos (hasta abajo de la rodilla o hasta los muslos). Antiguamente se conseguían solamente en tonos básicos, pero hoy es posible encontrar variedad de colores, dependiendo de la marca; incluso existen líneas deportivas.

Foto de una mujer corriendo con medias de compresión

Ejercicios para eliminar las várices

A pesar de que no es posible eliminarlas con ejercicio, sí se pueden prevenir a través del deporte, así como mejorar su apariencia y aliviar algunas de las molestias que podrían causar; para ello existen algunos ejercicios recomendados:

  • Tijeras con las piernes extendidas
  • Pedalear en el aire, recostada sobre tu espalda
  • Giro de la piernas en el aire, recostada en el suelo
  • Flexiones de los dedos de los pies
  • Andar de puntillas
  • Andar sobre los talones

Crema para várices

En el mercado existe una gran variedad de cremas que ofrecen calmar la pesadez en las piernas y mejorar la circulación; sus ingredientes suelen incluir ruscus, castaño de Indias, centella asiática, hammamelis, mentol o ginkgo. Los expertos aconsejan almacenarlas en la nevera y aplicarlas en las piernas en la noche, desde el tobillo hacia el muslo, con un masaje suave.

Foto de una persona aplicándose crema en las piernas

Remedios caseros para las várices y arañitas

Finalmente, podemos acudir a la sabiduría que nos brinda la Madre Tierra para tratar estas venitas con tratamientos caseros de origen natural. Te compartimos algunos de ellos.

Ajo, limón y aceite de oliva

Machaca media docena de dientes de ajo y mézclalos con un chorro de aceite de oliva y el zumo de un limón; deja reposar la mezcla durante 12 horas y aplícala sobre las piernas dando ligeros masajes.

Té de manzanilla y vinagre de manzana

Prepara una infusión de flores de manzanilla y agrégale tres cucharadas de vinagre de manzana. Espera a que se enfríe. Aplica sobre las várices con un algodón, dando suaves golpecitos.

Baños de menta y laurel

Hierve un manojo de hojas de menta y uno de laurel. Deja reposar el agua unos minutos y agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio. Aplica la infusión sobre las várices en la ducha como último enjuague.

¿Conoces algún otro truco sobre cómo prevenir las venas várices? Escribe lo que piensas en los comentarios de esta nota, ¡y compártela en tus redes sociales!

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button