Bienestar

Ejercicios de Kegel para mujeres: Qué son y cómo hacerlos

¿Has escuchado hablar de los ejercicios de Kegel para mujeres? Te contamos cómo fortalecer el suelo pélvico con ellos. ¡Y también hay para hombres!

En primer lugar debes saber que el piso pélvico comprende una serie de músculos que sostenen varios órganos internos, como el útero, la vejiga y los intestinos. Tiene forma de hamaca y puede llegar a debilitarse por el parto, embarazos, esfuerzo excesivo debido al estreñimiento, tos crónica, sobrepeso o simplemente la edad.

Por fortuna existen ejercicios para mantener en forma esta parter del cuerpo, como los que se realizan con el huevo de obsidiana, una terapia alternativa que, aunque tiene detractores, cada día tiene más usuarias que aseguran que ayuda con la incontinencia urinaria, entre otros beneficios. Y también tenemos los famosos ejercicios Kegel para mujeres.

¿Qué son ejercicios de kegel?

Se trata de una serie de ejercicios de piso pélvico desarrollados por el ginecólogo estadounidense Arnold Kegel en la década de los 40 para ayudar a sus pacientes a controlar la incontinencia urinaria tras el parto, sin embargo, sirven para mucho más que eso.

Foto de una mujer sentada en el inodoro

Ejercicios de Kegel para mujeres: Beneficios

  • Fortalecen los músculos del piso pélvico, que sostienen el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto.
  • Son fáciles de realizar, pues puedes hacer estos ejercicios de piso pélvico casi en cualquier momento e incorporarlos a tu rutina diaria.
  • Realizarlos de manera regular ayuda a llegar más fácilmente al orgasmo, además de con mayor frecuentemente e intensidad.
  • También son efectivos para la incontinencia fecal.
  • De igual forma, pueden realizarlos hombres.

¿Cómo hacer los ejercicios Kegel para mujeres?

A pesar de que en apariencia son muy sencillos, pues no consisten sino en contraer y relajar los músculos del piso pélvico, es importante corroborar si los estás haciendo de manera correcta; es por ello que te compartimos el paso a paso.

  1. Identifica los músculos correctos: Para ello, siéntate en el inodoro y empieza a orinar; luego, detén la micción antes de desocupar tu vejiga. Los músculos que usas para detener los orines son los que tendrás que ejercitar.
  2. Hazlo lejos de inodoro: Ahora, contrae los músculos que identificaste y vuélvelos a soltar, imaginándote que se tata de una mano que se cierra como un puño. Trata de sostener durante tres segundos a la vez, descansa tres segundo y repite.
  3. No involucres otros músculos: Asegúrate de no flexionar otros músculos de tu cuerpo, como del abdomen, muslos o glúteos. Respira normalmente durante los ejercicios.
  4. Hazlos a diario: Haz 3 series de 10 a 15 repeticiones cada día.
  5. No los hagas mientras orinas: Al contrario de lo que podrías pensar, los expertos aconsejan no realizar estos ejercicios mientras orinas. Lo de retener puedes hacerlo solamente para identificar los músculos, pues hacerlo mientras vacías la vejiga puede aumentar el riesgo de infección urinaria. Por fortuna existen diversos remedios caseros para la cistitis, una de las infecciones urinarias más frecuentes, como bicarbonato, sales de Epsom y vinagre, entre otros.

Ejercicios de Kegel (embarazo) y ejercicios de Kegel para mujeres postparto

Este tipo de movimientos también se pueden hacer durante el embarazo y/o después del parto para mejorar los síntomas de la incontinencia, como que se te escapen unas gotas de orina al estornudar, reír o toser, o sentir una fuerte y repentina urgencia de orinar. Si se realizan a diario, cualquier mujer puede comenzar a observar resultados a las pocas semanas de haber iniciado el entrenamiento.

Foto de la barriga de una mujer embarazada

¡Para ellos también hay! Ejercicios de Kegel – hombre

¿Sabías que los hombres también pueden beneficiarse de estos ejercicios? Según especialistas en salud masculina, pueden ayudar a mejorar el control de la vejiga y el desempeño sexual, aunque se necesitan más estudios alrededor de este segundo beneficio.

Ten en cuenta que algunos hombres pueden empezar a experimentar incontinecia por la extracción de la próstata, padecer de vejiga hiperactiva (necesidad repentina, frecuente e incontrolable de orinar) o condiciones de salud como la diabetes.

Foto de las piernas de un hombre sentado en el sanitario

¿Cómo realizar los ejercicios perineales para hombres?

El paso a paso para hacer este tipo de ejercicios perineales para hombres es igual al de las mujeres (que vimos unos párrafos arriba en esta misma nota), con algunas recomendaciones puntuales que te resaltamos a continuación:

  1. Identificar los músculos correctos: Una vez ellos han identificado los músculos del suelo pélvico, deben repetir el ejercicio, pero sin orinar. Al principio les resultará más fácil hacer estos ejercicios mientras están acostados.
  2. Probar otras posiciones: Pueden intentar hacer los ejercicios en cualquier posición, mientras están sentados, de pie o incluso caminando.
  3. No involucrar otros músculos: Especialmente los abdominales.
  4. Repetir: La meta es que hagan 3 series de 10 a 15 repeticiones cada día.

¿Alguna vez has hecho estos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico? Escribe lo que piensas en los comentarios de esta nota. ¡Y compártela en tus redes sociales!

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button