Bienestar

Piercing oreja infectado bolita, ¿qué es y cómo curarlo?

En caso de notar el piercing de la oreja infectado con bolita, te damos la información sobre este problema y las medidas que puedes tomar.

Los accesorios son una de las cosas que más llaman la atención por su gran variedad, aunque los aretes requieren de cuidados especiales. Debes saber que hay varios tipos de piercing en la oreja, los cuales tienen nombres como hélix, contrahélix, tragus, entre otros. Todos son hermosos y te dan un estilo envidiable. 

Además, se asegura que hay un piercing para la migraña, que recibe el nombre de daith y el cual va en uno de los cartílagos, interiores de la oreja, aunque su ayuda no ha sido comprobada. Por otra parte nos encontramos con los que podrían causar problemas, ya que si no se cuidan estrictamente se puede adquirir una infección. 

Por qué es malo perforarse las orejas

Realmente no es malo hacerse perforaciones en el cuerpo en general, aunque sí se debe tener presente que sea un profesional el que realice el proceso. Las orejas suelen ser una de las zonas preferidas para tener estos accesorios, ya que es menos riesgoso que en otros lugares. Aunque no se debe exceder, ya que eso podría suponer daños o crear un exceso de peso sobre el órgano. Además, con los cuidados necesarios, como la limpieza, no debería tener mayores complicaciones. 

Foto de una oreja con aretes

Efectos secundarios de una perforación en la oreja

Los efectos secundarios de este tipo de procedimientos son leves, ya que es un proceso externo y rápido. Aunque hay cosas inevitables como el dolor y la hinchazón normal, pues se está causando una herida en los tejidos. El enrojecimiento también es algo a lo que debes estar preparado. 

En otros casos, los cuales son más temidos, puede aparecer una reacción alérgica y se debe recibir la atención del profesional que te ha hecho el procedimiento. Otro problema son las infecciones, que se dan por el cuidado incorrecto de la perforación o porque el arete es de mala calidad. 

Cómo bajar la hinchazón de un piercing en la oreja

Seguramente habrás recibido indicaciones por parte de la persona que te realizó la perforación. Pero si lo has olvidado o buscas alternativas para reducir la hinchazón, te contamos qué es lo mejor que puedes hacer, ya que es algo bastante molesto. 

  • Lavar dos veces al día el piercing con agua y jabón antibacteriano o de pH neutro.
  • Evitar la humedad en la zona, incluso la del sudor. 
  • Limpiar constantemente con suero fisiológico y algodón limpio.
  • Tomar un antiinflamatorio de venta libre, como el ibuprofeno, ayuda a combatir el problema. 
  • Poner hielo durante unos minutos cada hora ayuda a que la hinchazón baje y el dolor sea más suave.
  • Aplicar calor cada dos horas ayuda a que el flujo sanguíneo aumente y la inflamación disminuya. 
Foto de una oreja con una bolita en el piercing

Piercing infectado oreja cartílago

Todos los piercing pueden sufrir una infección, incluso si se ha hecho en un centro especializado y se han mantenido las medidas adecuadas. Por lo general el piercing que se hace en el cartílago de la oreja es el infectado y puede aparecer una bolita. Dentro de los otros síntomas, están los siguientes: 

  • Dolor creciente en la zona, especialmente cuando hay cualquier roce.
  • Hinchazón notoria o bolita y enrojecimiento progresivo.  Es probable que haya tendencia al oscurecimiento del área donde se encuentra el piercing.
  • Puede haber secreción de pus amarilla o verdosa. No se debe confundir con un fluido transparente o ligeramente blanco, producto de los glóbulos. 
  • Suele sangrar incluso después de haber pasado días o semanas desde la perforación. 
  • La fiebre es una muestra contundente de que hay presencia de virus o infección en la zona del arete. 

Cómo curar una oreja infectada por un arete

Cuando la infección se ha hecho presente, puedes hacer algunas cosas para curar el problema. Lo primero es mezclar una taza de agua con media cucharada de sal y revolver hasta que se disuelva. Sin quitar la joya, aplica la solución salina con un algodón limpio y sin hacer demasiada presión. Seca dando pequeños toques con una gasa o pañuelo desinfectado. A continuación, debes aplicar un poco de crema antibiótica de venta libre según las indicaciones de la etiqueta. Si notas que el malestar es muy fuerte, no dudes en consultar con tu médico para que te recomiende un tratamiento acertado para tu caso en particular. 

Foto de una persona limpiando un arete con un bastoncillo de algodón

¿Qué opinas? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button