Bienestar

¿Por qué duermo tanto? Puede ser un problema de salud

Si te ha surgido la duda de “por qué duermo tanto“, debes saber que puede ser el reflejo de diferentes condiciones que afectan tu salud.

Ir a la cama es el momento más esperado del día para muchas personas, pues es necesario para retomar energías. El problema es cuando no se pasa una buena noche y te cuestionas “por qué no puedo dormir bien”. Esto puede suceder por los cambios provenientes de la edad, el estrés, el exceso de iluminación, entre otras. 

Pero no se trata de una molestia menor, ya que puedes sufrir caída de cabello, debilidad, alucinaciones o aumento de peso, siendo condiciones que se encuentran entre las 10 consecuencias de no dormir bien. Ahora, dormir en exceso tampoco es saludable y menos si al despertar sigues igual o más cansado que al cerrar los ojos. 

Por qué una persona duerme mucho 

Es posible que alguna vez hayas dormido un par de horas de más y aún así hayas continuado cansando o con sueño. Esto suele verse un poco más seguido con las personas que madrugan entre semana y los días de descanso se permiten dormir un poco más. Hay diversas explicaciones para estos trastornos del sueño, no solo para quienes duermen más los fines de semana, sino que también para quienes le sucede en todo momento. 

Causas de dormir mucho

Estas son de las causas más frecuentes y a las que les debes prestar atención para tener un descanso óptimo. Ten en cuenta que algunas de ellas son solo por los hábitos que has adoptado y otros son más serios, por lo que siempre está bien acudir con un profesional para determinar las causas específicas. 

Duermo pero no descanso: embriaguez del sueño

Es lo que sucede a quienes madrugan prácticamente todos los días. El cuerpo ya ha adoptado una rutina para despertar con los primeros rayos de luz y empezar a gastar energía desde ese momento. Así que a pesar de dormir un poco más, el organismo ya ha empezado a hacer uso de dicha energía. Se conoce como embriaguez del sueño porque se siente parecido a una resaca. 

Enfermedad de dormir mucho 

Cuando sucede de manera recurrente, el dormir demasiado, es posible que se esté sufriendo de hipersomnia. Esta afecta, aproximadamente, a 1 de cada 50 adultos y aunque no es un síntoma de otras enfermedades, se considera que puede surgir como consecuencia de estas: 

  • Malos hábitos nocturnos
  • Ansiedad o depresión
  • Obesidad
  • Problemas de tiroides
  • Apnea del sueño y narcolepsia
Foto de una mujer durmiendo

¿Por qué una persona duerme mucho? Psicología 

Se ha demostrado que el estado de ánimo influye en gran medida en los hábitos de sueño. Es por ello, que los estudios han arrojado que las personas que padecen de depresión tienden a dormir de más. Esto debido a que no hay una motivación suficiente para salir de la cama y en cambio, pueden pasar todo el día en el cuarto durmiendo más horas de las que son recomendables. Además, esto se puede convertir en un círculo vicioso, ya que dormir en exceso empeora esta condición y, por ende, continúan las horas extras de sueño. 

Qué pasa si duermo mucho

Muchas veces habrás escuchado que todo en exceso es malo y dormir no es la excepción. Si gastas más tiempo del que debieras durmiendo traerá ciertas consecuencias a tu vida diaria y podría contribuir al desarrollo de las enfermedades y condiciones que te mencionamos anteriormente. Así que te mostramos en que podría desencadenar este trastorno del sueño, ya sea que padezcas embriaguez del sueño o hipersomnia. 

Consecuencias de dormir mucho

  • Alteraciones metabólicas, desencadenando un mayor riesgo de subir de peso. 
  • Quienes duermen más tienen el doble de posibilidades de sufrir diabetes tipo 2 que quienes tienen hábitos saludables. 
  • Disminuye la concentración y la eficiencia cerebral. 
  • Somnolencia durante todo el día y aparece el efecto resaca. 
  • Aumenta el riesgo de padecer o empeorar la depresión y la ansiedad. 

Dormir mucho, ¿envejece o rejuvenece?

Es bien sabido que dormir genera un efecto rejuvenecedor, ya que es el momento óptimo para que las células cumplan con su proceso de regeneración. Pero para ello es necesario que sean hábitos saludables de sueño, pues dormir en exceso puede generar un envejecimiento prematuro a un órgano mucho más importante. Quienes duermen en exceso tienden a padecer envejecimiento cerebral, disminuyendo la capacidad de realizar las labores del día a día de manera correcta. Asimismo, se pueden presentar problemas para el funcionamiento mental básico y puede desembocar en despertar más veces en la noche. 

Foto de un hombre con la mano en la cabeza y cara de dolor

Cómo dejar de dormir tanto 

Para combatir esta condición y todos los problemas que te pueden aparecer a raíz de esto, te presentamos unos consejos sencillos, pero muy efectivos para tratar de remediar la situación. Ten en cuenta que si no te resultan efectivos, lo mejor es acudir a un médico para descartar cualquier tipo de enfermedad y recibir una orientación adecuada. 

  • Mantente despierto: Esto puede ser con pequeños paseos, así sea de 20 minutos. Tomando una cantidad adecuada de cafeína durante el día o evitando las siestas. 
  • Crea una rutina: Quienes no tienen una rutina diaria son más propensos a dormir de más. Así que define tus tareas diarias, junto con la hora de levantarte y acostarte, siendo estricto para cumplirla. 
  • Despierta temprano: Hay muchos beneficios de levantarte temprano, aunque sea difícil al principio. Puedes ir directamente a la ducha para evitar quedarte en la cama, no pospongas la alarma y motívate, ya que será tu motor para estar activo todo el día. 

Entonces, ¿dormir mucho es malo?

En definitiva. Cómo te has podido dar cuenta, dormir más de lo que se debería puede traer grandes riesgos para la salud. Pero también hay que tener en cuenta que dormir unos 10 o 20 minutos de más no tiene repercusión, la cuestión es cuando son horas y de manera recurrente. Para que sepas cuánto tiempo debes dormir, te dejamos una guía según el grupo de edad:

  •  0-3 meses: entre 14 y 17 horas por día, no a la vez.
  • 4-11 meses: entre 12 y 15 horas por día, no a la vez.
  • 1-2 años: entre 11 y 14 horas por día, no a la vez.
  • 3-5 años: entre 10 y 13 horas por día, no a la vez.
  • 6-13 años: entre 9 y 11 horas.
  • 14-17 años: entre 8 y 10 horas.
  • 18-64 años: entre 7 y 9 horas.
  • Más de 65 años: entre 7 y 8 horas.
Foto de una mujer durmiendo con los ojos tapados

¿Cuántas horas duermes al día? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button