Prueba de embarazo casera: ¿cómo usarla correctamente? - Vibra
Bienestar

Prueba de embarazo casera: ¿cómo usarla correctamente?

La efectividad de una prueba de embarazo casera depende, en gran parte, de cómo la realices, por eso aquí te explicamos. Además, te contamos qué otro tipo de pruebas caseras existen.

Si tienes un retraso o estás pensando en encargar bebé y la ansiedad no te deja pensar en otra cosa que en “¿cómo saber si estoy embarazada?”, lo ideal es que acudas al médico para que te haga una prueba de sangre, pero si no te aguantas las ganas de averiguarlo, puedes optar por hacerte un test en casa.

¿Cómo hacer una prueba de embarazo casera?

A continuación te compartiremos el paso a paso para aplicarte un test casero de embarazo de manera correcta.

Ingredientes

  • Tu primera orina de la mañana.

Implementos necesarios

  • 1 test de embarazo para hacer en casa (en cualquier farmacia podrás adquirir uno y existen diversas marcas).

Tiempo necesario

10 minutos

Costo estimado

$13.000 (COP)

Procedimiento

1. Leer las instrucciones

Antes de realizarte la prueba, debes leer por completo las instrucciones de uso del producto, pues cada marca es diferente; de esa manera reducirás las posibilidades de obtener un resultado erróneo.

Foto de una mujer leyendo un folleto

2. Higienizar

Antes de empezar, lávate muy bien las manos con agua y jabón.

Foto de manos de mujer lavándose en un lavamanos

3. Recoger la muestra

Siéntate en la taza del baño y orina directamente sobre la tira. Algunas marcas te dirán que recojas un poco de tu orina en un frasco y que luego introduzcas en ella la tira; otras indicarán que uses un gotero para el mismo fin. Haz según te indiquen las instrucciones de tu test.

Fotos de distintos tipos de test de embarazo

4. Esperar

Ahora, espera el tiempo indicado para ver el resultado, el cual suele oscilar entre uno y cinco minutos, según la marca.

Foto de mujer en la cama esperando el resultado de un test para saber si está o no embarazada

5. Leer el resultado

Una vez pasado el tiempo estipulado en las instrucciones de uso de tu test, debes pasar a interpretarlo. En este punto será de mucha ayuda tener a la mano dichas instrucciones, pues, nuevamente, en cada marca se lee diferente: algunas tendrán dos rayas rojas para positivo, otras un signo más, otras dirán pregnant, etcétera.

Foto de una prueba de embarazo casera positiva

La curiosa historia de la prueba de embarazo con espejo

Se trata del Predictor, el primer test casero de embarazo que salió al mercado, por allá en los años 60; lo creó la diseñadora gráfica Margaret Crane en 1967, aunque no se comercializó sino hasta 1977 debido a los prejuicios sociales (a excepción de una prueba de mercado en Canadá en 1972).

Según un reportaje que publicó la revista Time en 2012 para conmemorar el 35 aniversario de su creación, ella diseñó el prototipo después de visitar los laboratorios de la empresa farmacéutica estadounidense Organon, donde se fijó en una fila de probetas apoyadas sobre una superficie con un espejo.

Se trataba de pruebas de embarazo, y cada una contenía reactivantes químicos que al detectar la hormona gonadotropina coriónica (hCG) se formaba un círculo rojo en la base, el cual se reflejaba en el espejo. Le pareció que sería muy sencillo hacerlo en casa y su prototipo, con el tiempo, se convirtió en las pruebas que conocemos hoy.

Foto de prueba de embarazo casera con espejo

Una prueba de embarazo con saliva estaría pornto en el mercado

La empresa israelí Salignostics desarrolló el primer test rápido de embarazo a base de saliva, el cual funciona básicamente igual eque el de orina, solo que en vez de usar dicho líquido en ella, tendrás que ponértela en la boca, y su efectividad sería del 95%.

Otras pruebas caseras para saber si estoy embarazada

Aunque algunas de las pruebas que te explicamos a continuación no son científicamente confiables, muchas personas creen que son acertadas y aseguran que les han dado resultado.

Prueba de embarazo casera del cloro

Con mucho cuidado, toma un poco de la primera orina de la mañana y viértela en un vaso limpio. Luego pon en dicho recipiento un poco de cloro o lejía. Si no observas ninguna reacción, no estás embarazada, pero si la mezcla burbujea o cambia de color a oscuro, existe la posibilidad de un embarazo.

Prueba de embarazo casera del aceite

Para esta prueba también deberás usar la primera orina de la mañana. Ojo, para mayor certeza, esteriliza tanto el reciíente como el gotero que utilizarás. Vierte dos gotas de aceite en el recipiente de la orina, pero separadas una de la otra. Si pasados 2 a 3 minutos, las gotas se unen, podrías estar en embarazo.

Foto de un perol con aceite

Prueba de embarazo con sal

En un vaso plástico nuevo, vierte tu primera orina matutina. Introduce una cucharadita de sal gruesa con una cuchara desechable nueva y revuelve por 30 segundos. Si no pasa nada, la prueba sería negativa, pero si observas que aparece una nube blanquecina en la superficie que no se disipa al revolver y dejar en reposo, un embarazo es posible.

Finalmente, si deseas conocer cuándo empiezan los síntomas del embarazo, haz clic aquí.

Además, cuéntanos, ¿qué otro método casero para detectar el embarazo conoces? Escribe lo que piensas en los comentarios de esta nota, ¡y compártela en tus redes sociales!

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button