Bienestar

Síndrome del cuidador: Conoce si lo padeces y qué hacer

Te contamos todo lo relacionado al síndrome del cuidador, una condición que muchas personas la pueden estar padeciendo sin saberlo.

Cuidar de la salud es muy importante para mantener una buena calidad de vida. No se trata solo del cuidado físico, ya que hay problemas psicológicos que pueden afectar nuestro día a día. Un claro ejemplo es el síndrome del impostor, que es cuando creemos que no somos merecedores de todo lo que hemos logrado, evitando el gozo a la hora de conseguir buenos resultados. 

Ejemplos hay muchos y unos muy conocidos, como cuando no se sabe qué es el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), que no solo es mantener las cosas organizadas, sino que puede dificultar la interacción con los demás. Las razones de la aparición pueden ser diversas, pero en el caso del síndrome del cuidador las causas están muy definidas. 

Foto de una mujer cuidando a un señor mayor

Síndrome del cuidador quemado

El síndrome del cuidador, o cuidador quemado, es un padecimiento que surge en personas que dedican gran parte de su tiempo a cuidar a alguien dependiente. Un claro ejemplo es el Alzheimer, donde, generalmente, un familiar es el que cuida de la persona que sufre la pérdida de memoria. 

Al ser una actividad tan desgastante, la del cuidador, su calidad de vida se empieza a ver afectada, pues empieza a ser evidente el agotamiento físico y mental. El problema puede aparecer más rápidamente cuando los cuidados de la persona se vuelven necesarios en el momento en el que el cuidador tenía otros planes y se ven frenados.

¿Cómo identificar el síndrome del cuidador?


Algunos de los síntomas más frecuentes de quienes lo padecen son: 

– Cansancio persistente
– Problemas de sueño
– Disminución o abandono de las aficiones
– Desinterés por vivir nuevas experiencias
– Elevada irritabilidad
– Dolores o molestias sin tener ningún problema de salud aparente
– Aislamiento social
– Consumo de ansiolíticos y/o antidepresivos
– Niveles de estrés y/o ansiedad elevados

Foto de mujer cansada con una mano en la cara

Cómo superar el síndrome del cuidador 

Hay algunos consejos que te podrían ayudar a superar este síndrome e incluso a prevenirlo si estás a tiempo. Ten presente que lo ideal es que acudas a un especialista, quien podrá diagnosticar esta condición y te guiará de la mejor manera. 

  • Conoce bien la enfermedad y su evolución: Al informarte a profundidad de la enfermedad de la persona dependiente, sabrás a lo que te verás enfrentado. 
  • Reconocer y saber gestionar las propias emociones y sentimientos: Esto lo podrías consultar con un profesional para que aprendas a manejar estas emociones y no repercutan en la persona cuidada y en ti mismo.
  • Pedir ayuda cuando se necesita: Habrán días más difíciles que otros, por lo que es bueno que pidas la ayuda de alguien que esté capacitado, ya sea de tu familia o ayuda profesional. 
  • Recuperar la propia identidad: Es importante que no te descuides y recuerdes cómo eres tú, más allá del rol de cuidador.  
  • Buscar espacios para uno mismo: Aunque parezca complicado, debes buscar espacios para desarrollar tus gustos y hacer las cosas que te hagan bien. Esto también ayudará a tener una mejor disposición y hacer los días más fáciles.
  • Ser positivos: Tener una actitud positiva ayudará de gran manera a superar este síndrome, además de buscar siempre el buen humor como gran aliado. 
Foto de mujer sentada en el suelo con pocillo en la mano

¿Qué opinas? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button