Cómo hacer un rascador para gatos, ¡es así de sencillo! — Vibra
Curiosidades del mundo

Cómo hacer un rascador para gatos, ¡es así de sencillo!

Muchos se preguntan cómo hacer un rascador para gatos porque quieren que su mascota esté lo más cómoda y feliz en el espacio en el que conviven.

Tener un felino en casa requiere de mucha responsabilidad de tu parte. Además de brindarles mucho amor, ellos también necesitan cuidados especiales para incentivar su agilidad y estado anímico. Por ejemplo, es muy común que los gatitos requieran su arenera limpia, un gimnasio para poder jugar y en muchos casos, de un rascador que puedes hacer fácilmente y con el que ellos puedan interactuar a su antojo.

En este artículo queremos contarte lo que significa soñar con gatos y de paso, mostrarte la manera más sencilla y rápida de hacer un rascador casero para que tu peludito goce de lo lindo:

Cómo hacer un rascador para gatos casero

Esta manualidad es de nivel principiante así que relájate y disfruta de una actividad que no solo te entretendrá sino que a tu gatito también le va a encantar porque seguro le sacará el máximo provecho:

Materiales

  • Un tubo de cartón (como el que queda tras usar todo el papel de cocina)
  • Una botella de vidrio vacía
  • Un carrete grande de cabuya
  • Papel periódico
  • Una tabla de madera

Implementos necesarios

  • Pistola de silicona
  • Bisturí
  • Marcador

Tiempo necesario

20 minutos

Costo estimado

$22.600 (COP)

Procedimiento

Paso 1. Pegar y forrar

Lo primero que debes hacer es coger la botella de vidrio y ponerle una línea de silicona en el extremo inferior de una de sus caras. Allí, debes pegar la cabuya y de inmediato iniciar a forrar toda la botella con este material. En los puntos como el cuello de la botella, debes poner más puntos de silicona porque no te puede quedar ni un solo centímetro sin forrar con la cabuya. La única zona que debes dejar libre de cabuya es la zona que comprende la tapa de la botella.

Foto de una botella de vidrio con cabuya

Paso 2. Agregar

Una vez termines de forrar y dejar libre el área de la tapa, toma el tubo de cartón y cubre con él justamente esa parte de la botella que dejaste libre (la de la tapa). Después fija el tubo a la botella usando mucha silicona porque la idea es que no se mueva. En ese momento termina de forrar con la cabuya las zonas de la botella (como el cuello) que veas sin adherir ese material. Ahora empieza a pegar cabuya sobre el tubo de cartón solo hasta la mitad de este, la otra mitad debe quedar libre. Corta con el bisturí el sobrante del tubo dejando un par de centímetros de sobrante e introduce en él papel periódico para que tenga una especie de relleno. Sella el tubo en la parte superior doblando el mismo cartón y pegando con silicona. Termina de forrar ahora esta pequeña parte que quedó descubierta con la cabuya. Recuerda que no debe quedar ni un centímetro sin forrar.

Foto de un hombre forrando una botella

Paso 3. Fijar

Ahora, toma la botella y dibuja su contorno sobre la tabla de madera con un marcador y rellena este espacio con mucha silicona. Fija ahora allí la botella para que quede parada y repite la acción de aplicar silicona y forrar con la cabuya el contorno de la botella sobre la tabla. Listo, este rascador estará preparado para que tu gato se divierta jugando.

Foto de una tabla de madera con una botella

Vibra también quiere enseñarte las 9 canciones para amantes de los gatos que tienes que escuchar al menos una vez en la vida. No olvides compartir nuestros contenidos con tus amigos en redes sociales.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button