Mujer fingió embarazo, secuestro y parto inducido para pedir dinero — Vibra
Curiosidades del mundo

Mujer fingió embarazo, secuestro y parto inducido para pedir dinero

Mujer fingió embarazo, secuestro y parto inducido para pedir dinero a su novio e impresionó por la frialdad con la que lo planeó.

A diario, son miles de historias truculentas las que ocurren en el planeta entero. Ahora parece normal que se escuche sobre acontecimientos como el del hombre que se casó con su olla arrocera y días después se divorció o la manera tóxica en la que las personas manejan sus relaciones amorosas.

En este caso, fue una mujer la protagonista de una historia que terminó siendo revelada y que paralizó Perú, por lo increíble de los hechos.

Mujer fingió embarazo, secuestro y parto inducido para pedir dinero

Mujer fingió embarazo, secuestro y parto inducido para pedir dinero

Esta historia cinematográfica fue montada por Anali del Pilar Luna Tavera, de 37 años. Ella, quería robarle cerca de 50.000 dólares a su pareja (unos 200 millones de pesos colombianos). El empresario Nicolás Urrutia, de origen colombiano, acudió a la Policía Nacional de Perú a denunciar el aparente secuestro de su pareja, quien además estaba embarazada.

Como muestra del secuestro, el hombre presentó una foto de la mujer amarrada a un silla y en la que se le veía con la boca tapada con cinta adhesiva. La imagen estaba acompañada con el mensaje “Vamos hablar algo claro. Yo tengo a la mujer y a tu hija y si quieres volver a verlas necesito que me des 200.000″. Tras 48 horas desde la desaparición de Anali y el poco éxito de la búsqueda policial, la misma mujer apareció en la estación para ratificar su secuestro y contar su versión.

Mujer fingió embarazo, secuestro y parto inducido para pedir dinero

Según su relato, fue plagiado cuando se trasladaba a la clínica para cometerse a una cirugía menor. Dejó a todos atónitos al decir que durante el secuestro, habría sufrido un parto inducido por sus captores. La historia empezó a aclararse cuando la policía visitó la clínica pues supieron que ella no tenía programada ninguna operación y que, Anali se había sometido años atrás a un método anticonceptivo quirúrgico, por lo que no estaba embarazada.

Con las manos en la masa y sin pruebas, la mujer tuvo que reconocer que todo era una mentira y que solo pretendía robarle a Nicolás, su novio, los 50.000 dólares para su uso personal.

¿Qué te parece esta increíble historia que parece de película? Esperamos tu comentario a este post y no olvides compartir la nota con tus amigos en todas las redes sociales.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button