Background

¿Clara de huevo para la cara? ¡Desvanece esas arruguitas!

La clara de huevo para la cara, al igual que la yema, se puede usar en casa para hacer mascarillas que tienen el potencial de devolverle a tu rostro la lozanía de la juventud.

¿Clara de huevo para la cara? ¡Desvanece esas arruguitas!

El huevo es un gran aliado para la belleza del rostro, pues tiene propiedades nutritivas, por lo que ayuda a disminuir la aparición de arrugas y las líneas de expresión, mejora la elasticidad de la piel, la hidrata y elimina las impurezas. Es por ello que recopilamos en esta nota algunos de los mejores tratamientos faciales con este ingrediente, ¡y totalmente naturales!

Para asegurarte de que no tienes ninguna reacción alérgica, prueba las mascarillas en una pequeña zona de tu piel antes de aplicarlas en todo el rostro. Si tu piel es sensible, diluye la mezcla con un poco de agua o leche. No apliques estas mascarillas en los labios ni en los ojos.

Foto de dos tazas transparentes, una con clara de huevo y otra con la yema

Mascarilla de huevo para la cara

El huevo contiene aminoácidos, vitaminas y minerales, por eso cuida, regenera y embellece la piel del rostro. Te mostramos paso a paso cómo hacerte una mascarilla facial que incluye tanto la clara como la yema. Aplícatela cada 8 días para obtener mejores resultados.

Ingredientes

  • 1 huevo

Implementos necesarios

  • Recipiente o bowl
  • 1 tenedor

Tiempo necesario

30 minutos

Costo estimado

$1.000 (COP)

Procedimiento: ¿Cómo hacer mascarilla de huevo?

1. Lavar el rostro

Lava tu cara con un jabón neutro para eliminar el exceso de grasa, suciedad e impurezas.

2. Batir el huevo

Bate el huevo entero con un tenedor o un batidor de mano hasta que quede homogéneo.

3. Aplicar

Con ayuda de tus dedos, aplica el huevo batido sobre tu rostro con movimientos circulares.

Foto de una joven aplicándose una mascarilla en el rostro

4. Dejar actuar

Deja que la mascarilla se endurezca y actúe durante por unos 20 minutos.

5. Enjuagar

Retira la mascarilla con abundante agua tibia.

Mascarillas para la cara con huevo

Gracias a todos los beneficios que ofrece un ingrediente como el huevo, logra cuidar, regenerar y embellecer la piel. Por eso te recomendamos varias mascarillas según tus necesidades, como la de clara con papel higiénico o la de yema con leche. ¡Estamos seguros de que te van a encantar!

Para piel grasa, agrega una cucharadita de miel a la mezcla. Si tu piel es seca, añade una cucharadita de aceite de oliva o de almendras. Cuando tienes problemas de acné, incorpora una cucharadita de jugo de limón. Experimenta con diferentes ingredientes para encontrar la mascarilla que mejor se adapte a tu tipo de cutis.

Una recomendación: Prueba todas las mascarilla en una pequeña zona de la piel antes de aplicarlas por todo el rostro para asegurarte de que no seas alérgica a ninguno de los ingredientes. Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre el uso de alguna de las mascarillas faciales que aparecen en esta nota, consulta con un médico o un dermatólogo.

Mascarilla de clara de huevo en la cara

La clara de huevo es un ingrediente natural que tiene propiedades astringentes y reafirmantes. Ayuda a limpiar la piel, mejorar su elasticidad, reducir el acné y las imperfecciones. Paso a paso:

  1. Lava tu cara con un jabón neutro para eliminar el exceso de grasa, suciedad e impurezas
  2. Separa la yema de la clara del huevo con cuidado
  3. Bate la clara de huevo con un tenedor o un batidor de mano hasta que quede espumosa
  4. Aplica la clara de huevo batida sobre tu rostro con movimientos circulares
  5. Deja que la mascarilla actúe durante 15 a 20 minutos
  6. Retira la mascarilla con agua tibia y seca tu rostro con una toalla

Cuando esta mascarilla se seca y se endurece de más, puede ser difícil de retirar, por lo que la piel puede llegar a lastimarse. Es por ello que debes quitártela con precaución. A continuación te explicamos la mejor manera de hacerlo.

¿Cómo retirar la mascarilla de clara de huevo?

Humedece tu rostro con agua tibia para aflojar la mascarilla y facilitar su eliminación, pues podrías lastimarla si te la retiras de manera brusca. Aplica una pequeña cantidad de aceite de oliva o de coco en tus dedos y masajea suavemente (sin frotar) hasta que la mascarilla se desprenda por completo. Enjuaga tu rostro con agua fría para eliminar los restos de aceite. Una vez que hayas retirado la mascarilla, aplica una crema hidratante hipoalergénica para nutrir la piel.

Mascarilla de clara de huevo con papel higiénico

¿Quieres hacerte un peeling pero te da “cosa” poner químicos en tu rostro? Aquí te compartimos una receta casera que dejará tu piel como la de un bebé. Te presentamos una mascarilla que actúa como un peeling, pues limpia y purifica la piel, reduce el exceso de grasa, ayuda a controlar el acné, retira las células muertas de la piel y la ayuda a reafirmar.

El peeling facial es un procedimiento estético de exfoliación que se realiza en el rostro para disminuir manchas, imperfecciones y líneas de expresión, sin embargo, ha ganado mala fama porque algunas mujeres han presentado efectos secundarios como irritación, enrojecimiento y dolor en la piel.

Esto sucede porque algunos tipos de piel son demasiado delicados para las sustancias que se utilizan en las clínicas estéticas o spá en donde se realizan procedimientos como este. La buena noticia es que puedes hacerlo en tu propia casa, prácticamente gratis, y con ingredientes 100% naturales: ¡UNA CLARA DE HUEVO y pañuelitos de papel o papel higiénico! No necesitas nada más.

¿Cómo se hace? En primer lugar, lava y seca tu rostro con un producto suave. Luego, bate la clara de un huevo hasta que forme espuma. Aplica la clara de huevo en tu rostro con la ayuda de un pincel. Corta varios trozos de papel higiénico y colócalos sobre la clara de huevo. Deja que se seque. 30 minutos después, puedes retirar la mascarilla con movimientos suaves. Enjuaga tu rostro con agua fría.

Puedes dejar secar la mascarilla al aire libre o usar un secador, pero a temperatura fría. Cuando la retires, hazlo con mucho cuidado y delicadeza, lentamente; después, aplica vaselina o crema antipañalitis para bebé, ¡y verás los resultados!

¿Tienes piel grasa? Prueba esta mascarilla de clara de huevo, limón y azúcar

El exceso de grasa le da a la piel un brillo indeseable y obstruye los poros. Además, genera problemas de acné, debido a que las glándulas sebáceas son más grandes y más concentradas en el rostro.

Esta mascarilla es perfecta para devolverle la lozanía a las pieles con exceso de grasa. ¡Anímate a hacerla! Para controlar las molestias causadas por exceso de grasa, háztela una vez por semana; verás cómo con el paso del tiempo tu tez se comienza a ver mate.

Mezcla la clara de un huevo, el jugo de un limón y suficiente azúcar como para formar una pasta cremosa. Aplica en toda la cara con excepción del área de los ojos y los labios. Déjala en tu rostro durante 20 minutos. Finalmente, enjuaga con abundante agua tibia y después con agua fría para cerrar los poros.

Si tu piel es muy delicada, puedes añadir un poco de avena. Te compartimos un paso a paso que te será de mucha ayuda…

Beauty: Mascarilla de limón y huevo para piel grasa

Quítale ese brillo indeseable a tu rostro con esta mascarilla de limón y huevo exclusiva para piel grasa –> http://bit.ly/2m8NW2l

Posted by Beauty on Wednesday, March 1, 2017

Mascarilla de huevo y bicarbonato para la cara

Antes de empezar, lava tu rostro con un limpiador suave y sécalo. Bate la clara de huevo hasta que aparezca espuma. Añade una cucharadita de bicarbonato de sodio y sigue batiendo hasta que se incorporen los ingredientes. Aplica la mascarilla en tu rostro con la ayuda de un pincel.
Deja que actúe durante 15 minutos y retira como te indicamos arriba. Enjuaga tu rostro con agua fría.

Esta mascarilla es apta para todo tipo de pieles, pero es especialmente beneficiosa para las pieles grasas y con acné. Evita aplicar la mascarilla en el contorno de los ojos. ¿Eres sensible al bicarbonato? Puedes reducir la cantidad de bicarbonato de sodio a 1/2 cucharadita. Si tienes la piel muy seca, añade una cucharada de miel a la mascarilla.

Mascarilla de clara de huevo y bicarbonato, ¿para qué sirve?

Esta mascarilla facial casera se utiliza para limpiar, purificar y exfoliar la piel. El huevo contiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias y es muy rico en proteínas. ¿Quieres saber cuánta proteína tiene un huevo? Por cada 100 gramos hay… ¡12 gramos de proteína! Un montón.

Por su parte, el bicarbonato de sodio es un exfoliante natural que ayuda a eliminar las células muertas de la piel. Para obtener mejores resultados, utiliza huevos frescos. Toma nota de los beneficios de la mascarilla de huevo y bicarbonato para la cara:

  • Limpia y purifica la piel
  • Reduce el exceso de grasa
  • Ayuda a controlar el acné
  • Exfolia la piel, eliminando las células muertas
  • Deja la piel suave, tersa e hidratada

¡Huevo y leche para la cara! Un truco que amarás

El huevo y la leche son dos ingredientes naturales que se han utilizado durante siglos para el cuidado del rostro. Ambos tienen propiedades hidratantes, nutritivas y antioxidantes que pueden ayudar a mejorar la apariencia de la piel.

La yema de huevo contiene proteínas, grasas, vitaminas y minerales que nutren la piel y la mantienen hidratada. Contiene lecitina, una sustancia que puede ayudar a limpiar los poros y eliminar las impurezas. La leche es una buena fuente de proteínas, calcio y otros minerales que ayudan a mantener la piel sana y fuerte. Contiene lactosa, un azúcar natural que hidrata el cutis.

Gracias a estas propiedades, esta mascarilla hidrata, nutre, suaviza y clarifica la piel. También ayuda a reducir las arrugas y prevenir el envejecimiento prematuro. Para hacer una mascarilla facial de yema de huevo y leche, necesitarás:

  • La yema de un huevo
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de miel (opcional)

Mezcla los ingredientes en un recipiente hasta obtener una pasta suave. Aplícala sobre la cara limpia y seca. Deja que la mascarilla actúe durante 15 minutos. Enjuaga con agua tibia. Úsala 2 veces a la semana para obtener mejores resultados.

Evita aplicar la mascarilla cerca de los ojos. Si tienes la piel sensible, diluye la mascarilla con un poco de agua. Si es grasosa, agrega una cucharada de harina de avena para ayudar a absorber el exceso de aceite.

Foto de una jarra de leche y varios huevos

¿Cómo se hace la mascarilla clara de huevo, miel y limón?

En primer lugar, rompe un huevo sobre un tazón y pasa la yema de un cascarón al otro para separarlas. Cada vez que pases la yema, debe caer un poco de clara de huevo dentro del tazón. Continúa haciéndolo hasta que toda la clara de huevo esté dentro del tazón. Reserva la yema y usa la clara.

Luego, agrega dos cucharaditas de zumo de limón y bate con un tenedor hasta que la clara de huevo se ponga espumosa. Agrega media cucharada de miel y mezcla todo. Aplica la mascarilla en el rostro con los dedos, con una bola de algodón o con un paño. Evita el contacto con las áreas cercanas a la nariz, la boca y los ojos. Enjuaga tu rostro con agua tibia.

Tratamiento casero de huevo con azúcar para la cara

Este es un tratamiento estupendo para el cuidado facial, pues combina los factores exfoliantes y de limpieza profunda del azúcar con las propiedades hidratantes del huevo. Es ideal para combatir el acné y la aparición de puntos negros, y además contribuye a la reparación del tejido celular, cuyo deterioro provoca arrugas. También tiene la capacidad de estimular la producción de colágeno, lo que mejora significativamente la apariencia del rostro.

Mezcla una taza de azúcar con la clara de huevo y bate hasta obtener una especie de pasta con cierta consistencia. Aplica en tu rostro con ligeros masajes en forma de círculo. Deja actuar la mascarilla al menos por 20 minutos. Cuando pase ese tiempo y esté completamente seca, retírala, lava con abundante agua y aplica crema humectante. Aplica a diario durante dos semanas antes de acostarte para obtener resultados más efectivos.

¡Mascarilla de huevo y miel para el acné!

La clara de huevo es un astringente natural que puede ayudar a cerrar los poros y reducir el exceso de producción de grasa. La miel es un humectante natural que hidrata la piel y evita que se seque. La miel también tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudar a combatir las bacterias que causan el acné. La combinación de clara de huevo y miel puede ser una forma casera de tratar el acné y mantener la piel con mejor aspecto.

Lávate la cara con un limpiador suave y deja que se seque al aire. En un tazón pequeño, mezcla una clara de huevo y una cucharadita de miel. Aplica en tu rostro, evitando el área de los ojos.
Deja actuar durante 20 minutos. Enjuaga con agua tibia. Puedes aplicar una o dos veces por semana. Evita aplicar sobre heridas abiertas o piel irritada.

Rejuvenece tu rostro con esta mascarilla de limón y clara de huevo

En un recipiente debes batir la clara de un huevo con el zumo de medio limón. Lo más recomendable es agregar el zumo progresivamente para que se integre mejor. Con el rostro previamente lavado y seco, aplica de forma uniforme por toda la cara, teniendo cuidado de que no llegue a los ojos. Por la textura, lo mejor es acostarte boca arriba. 

Deja que repose la mezcla en tu rostro durante 20 minutos, aunque notarás que en poco tiempo se seca por completo. Eso sí, por el limón es mejor hacer este proceso en la noche, pues la exposición al sol podría causar manchas. Finalmente, retira tirando de esta capa que se ha creado o con abundante agua fría.

Si quiere saber más consejos antiedad o qué hacer para no envejecer el rostro, existen tips como usar siempre protector solar, toma mucha agua, usar cremas hidratantes de día y de noche, incluir proteína magra en tu dieta y evitar el cigarrillo y el alcohol.

Mascarilla de clara de huevo y vitamina E

La vitamina E es un antioxidante que ayuda a proteger la piel del daño causado por los radicales libres. También hidrata y mantiene la piel con un aspecto saludable. La combinación de clara de huevo con vitamina E puede mejorar la apariencia de la piel y reducir la aparición de líneas finas y arrugas.

En un tazón pequeño, mezcla una clara de huevo y dos gotas de aceite de vitamina E o el contenido de un cápsula. Aplica la mascarilla en tu rostro recién lavado y seco, excepto en el área de los ojos. Deja reposar por 15 minutos. Enjuaga la mascarilla con agua tibia. Puedes aplicarla una o dos veces por semana.

Mascarilla de avena y clara de huevo, ¡exfoliante natural!

La avena es un exfoliante natural que puede ayudar a eliminar las células muertas de la piel para que se vea más brillante y suave. La avena molida absorbe la grasa y exfolia la piel muerta que puede obstruir los poros. Combínala con huevo para obtener una mascarilla para tensar y tonificar el cutis.

Bate la clara de un huevo hasta sacar espuma. Agrega avena molida o harina de avena hasta obtener una pasta. Aplícalo en tu rostro, evitando los ojos, y masajea suavemente haciendo círculos con las yemas de tus dedos. Deja actuar la mascarilla durante 10 minutos. Retira con agua tibia.

Foto de avena y huevo

Aloe vera y clara de huevo para la cara

Los efectos calmantes e hidratantes del aloe vera y las propiedades tensoras y tonificantes de la clara de huevo se combinan en esta maravillosa mascarilla, que puedes hacer en un dos por tres siguiendo las instrucciones que te damos a continuación.

Bate la clara hasta que esté espumosa y forme picos suaves; esto facilitará su combinación con el gel de aloe vera. Después, agrega aproximadamente dos cucharadas de gel de aloe vera fresco a la clara de huevo batida. Revuelve suavemente la mezcla hasta que los dos ingredientes estén bien combinados.

Con las yemas de los dedos limpios o con una brocha, aplica la mezcla de manera uniforme en tu rostro, evitando el área delicada de los párpados. Espera que la mezcla se seque en tu rostro y deja actuar por unos 20 minutos. Durante este tiempo, la mascarilla se tensará y es posible que sientas una ligera sensación de tirón.

Una vez que la mascarilla esté seca y haya pasado el tiempo indicado, enjuágala bien con agua tibia. Asegúrate de eliminar todo rastro de la mascarilla de tu piel. Finalmente, aplica tu crema hidratante habitual para mantener la piel hidratada.

Mascarilla de clara de huevo y grenetina

La grenetina es un producto obtenido de la cocción del colágeno de los huesos, cartílagos y piel de animales, principalmente de cerdo y res. Es un polvo incoloro e insípido que se utiliza en la cocina para preparar gelatinas, mousses, gomitas, helados, confiterías, jugos y salsas. Así mismo, se usa en la industria cosmética.

Es fuente de proteínas y aminoácidos esenciales, que son importantes para el crecimiento y el desarrollo. La mascarilla de clara de huevo y gelatina es conocida por sus efectos temporales que minimizan los poros y reafirman la piel. También puede ayudar a eliminar los puntos negros y destapar los poros, dándole a tu piel una apariencia más suave.

La grenetina, cuando se mezcla con un líquido y luego se seca, forma una textura similar a una película que se puede despegar fácilmente. Este proceso puede ayudar a eliminar las células muertas de la piel, el exceso de grasa y las impurezas, dejándola con una sensación de frescura y suavidad. Es posible que esta mascarilla no sea adecuada para pieles sensibles o resecas.

Preparación:

  1. Vierte una clara de huevo en un bol. Luego, espolvorea una cucharada de grenetina sobre la clara de huevo y déjala reposar unos minutos para que absorba la humedad.
  2. Después, mezcla suavemente hasta que tome una consistencia cremosa. Si la mezcla queda demasiado espesa, agrega poco a poco agua para diluirla.
  3. Calienta en el microondas durante unos segundos o en la estufa al baño maría hasta que la gelatina se disuelva por completo. Deja enfriar la mezcla un poco.
  4. Aplica una capa fina y uniforme en tu rostro con ayuda de un cepillo limpio, evitando la zona de los ojos y los labios. Déjala actuar durante 30 minutos. A medida que la mascarilla se seca, forma una capa delgada parecida a la goma sobre la piel.
  5. Cuando esté completamente seca, retira empezando por los bordes.

Mascarilla de pepino y clara de huevo para la cara

El pepino es una buena fuente de agua, vitaminas y minerales. Es un humectante natural que puede ayudar a hidratar la piel. También tiene propiedades calmantes que ayudan a reducir la inflamación y la irritación. Mira cómo preparar y aplicar una mascarilla con este ingrediente y clara de huevo.

Pela medio pepino, córtalo en rodajas y tritúralo hasta obtener un puré. En un recipiente, bate la clara de huevo hasta que quede espumosa. Agrega el puré de pepino a la clara de huevo y mezcla bien. Aplica la mascarilla sobre la cara limpia y seca. Deja actuar por 40 minutos minutos. Enjuaga la mascarilla con agua tibia. Repite 2 veces por semana.

Exfoliación para células muertas con huevo

Si quieres realizar una exfoliación profunda en tu rostro con huevo, debes utilizar los siguientes ingredientes:

  • Una cuchara de aceite de almendras
  • Media cucharada de semillas de chía
  • La clara de un huevo

Mezcla todo muy bien y luego masajea tu rostro con la mezcla durante 5 minutos. Deja secar y retira con agua helada. Tu piel quedará suave y eliminarás las células muertas. Utiliza esta mascarilla una vez por semana y si es en la noche, ¡mucho mejor!

Exfoliación profunda

Exfoliación profunda para células muertas. Ver más detalles, aquí ==> http://bit.ly/28RYfCP

Posted by Beauty on Thursday, June 23, 2016

¿Cuál de estas mascarillas te llama la atención para empezar? Escribe lo que piensas en los comentarios. ¡Y comparte esta nota en tus redes sociales!

Encuentra más de:

Sobre el autor

Angie Reyes

Comunicadora social y periodista, especialista en creación narrativa, divulgación cultural y entretenimiento. Estoy enamorada de la escritura y la lectura, por eso ahora soy jefe de redacción del área digital de Radiopolis.

Contacto:

Más contenidos del autor

6
0%
¿Quieres recibir notificaciones Vibra? Si No