Pareja

Celos, buenos para la pareja pero malos para ti

Dicen que los celos son humanos, pero, ¿son buenos a malos? Nosotros te damos las razones pero tú decides.

Todas, en algún momento de nuestra vida, hemos sentido celos, sin embargo, está mal visto reconocerlo, pues generalmente se asocian con una personalidad inmadura y con falta de seguridad en uno mismo. Sin embargo, muchos psicólogos opinan distinto, pues, al parecer, somos celosos por naturaleza.

Sad santana furt 3x08

Según el psicólogo André Didyme-Dome, los celos, desde el punto de vista etológico (ya que animales también los sienten) están relacionados con el instinto de preservación de la especie. Estamos programados para que la especie continúe y que lo haga de la mejor manera.

En el hombre tiene que ver con sus genes, con el instinto territorial y de competencia. Y en la mujer apuntan a que ninguna otra le quite a su hombre fértil, pues cuando se presenta el candidato ideal, todas quieren que sea el padre de sus hijos.

Ojo, el especialista aclara que todo esto es a nivel biológico, en el ser humano la cultura lo complica aún más. Entonces, cierto grado de celos son normales, pero, ¿son buenos o malos? Depende. Según diferentes autores, los celos podrían ser buenos para la pareja, pero malo para las mujeres.

celos1

¿En qué contexto pueden ser buenos los celos? De hecho, la doctora en psicología María Martina Casullo, de la Universidad de Buenos Aires, realizó hace años un estudio sobre el tema y concluyó que los celos moderados sirven como mecanismo de defensa y de protección de la pareja.

[Lee también: Aprende a no guardarte las cosas, ¡sin pelear!]

Sin embargo, ten cuidado, porque los celos pueden ser especialmente perjudiciales para ti. La Universidad de Gotemburgo (Suecia) realizó un estudio de casi 40 años de duración, el cual concluyó que las mujeres celosas y que menudo están angustiadas en la mediana edad, podrían tener un riesgo más alto de desarrollar Alzheimer.

Hallway Jealous Kiss

Así que, en cuestiones de pareja, no está mal ser un poquito celosa, ¡pero no te lo tomes tan a pecho! Trata de no pensar en eso (igual, si te quieren poner los cachos, te los ponen) y si lo pillas, ¡mándalo a picar caña en vez de andar celándolo!, pues, ¿qué sacas con eso más que enfermarte de la cabeza?

¿Qué opinas? Comparte esta nota con tus contactos y danos tu opinión en los comentarios.

Comentarios Vibra con Facebook

Tags

Back to top button
Close