Bienestar

Cómo sanar las heridas de la infancia que siguen afectando

Te contamos cómo sanar las heridas de la infancia y cómo reconocer aquellos problemas que siguen afectando tu vida después de tanto tiempo.

La infancia es sumamente importante para el desarrollo de la vida en muchos aspectos, especialmente los emocionales y afectivos. Es por ello que se debe aprender qué es el apego evitativo, el cual ocurre cuando uno o ambos padres evitan las emociones de los niños, especialmente cuando lloran, por lo que dan a entender que no es bueno demostrar emociones. 

A partir de ello, te puede servir mucho saber cómo sanar nuestro niño interior, el cual guarda todo aquello que se aprendió en la primera infancia y hay muchas cosas que son negativas. Además, te presentamos algunos consejos que puedes seguir para reparar esas heridas que tanto daño pueden llegar a causarnos. 

Qué son los traumas infantiles

Cuando nos referimos a traumas o heridas de la infancia, hablamos de aquellas secuelas negativas que han quedado en nuestra mente. Estas consiguen interferir en nuestra vida cotidiana, como lo es con las relaciones interpersonales o simplemente percibir aspectos de nosotros mismos. En muchas ocasiones es difícil determinar cuál es el trauma que se está experimentando y podría ser necesaria la visita con un profesional. Generalmente se refleja con ansiedad, depresión o angustia y se puede presentar a cualquier edad. 

Tipos de traumas de la infancia 

Estos son los 5 tipos principales de heridas afectivas que surgen en la infancia: 

  • Miedo al abandono: Como su nombre lo indica, son personas que sufrieron un abandono importante. Esto se refleja en dos situaciones principales. La primera es que evitan involucrarse mucho en las relaciones y la segunda es que pueden depender excesivamente de alguien para no estar en soledad. 
  • Miedo al rechazo: Esta aparece por el rechazo afectivo de los padres o cuidadores. Estas personas sienten que no pueden amar y buscan siempre la aprobación y aceptación de los demás. 
  • Herida de traición: Aquí es donde nace el sentimiento de desconfianza y rencor, producto de la traición de alguno de sus padres. 
  • Herida de humillación: Son personas dispuestas a hacer lo que sea para sentirse útiles. Las razones es porque los padres los criticaron mucho y no llegaron a aceptarlos. 
  • Trauma por injusticia: Podría decirse que es de las peores, ya que puede crear adultos abusivos, groseros, envidiosos o mentirosos. Todo producto a la falta de afectividad de los padres, que suelen usar la fuerza como medio de educación y no son muy respetuosos. 
Foto de una niña tapándose los oídos mientras sus padres discuten

Adultos con traumas infantiles, ¿por qué es importante intentar sanar?

Cómo te has dado cuenta, estas heridas solo aportan rasgos poco bienvenidos a nuestra vida y, si es tu caso, habrás visto cómo afecta el desarrollo normal de la vida. Así que es importante intentar sanar para dejar de lado conductas, miedos, sentimientos y todo lo demás que no te deja estar en paz. También porque estas secuelas se pueden convertir en una cadena que pasan de generación en generación a través de la educación. Pues cuando no nos encargamos de sanarlas, muy probablemente nuestros hijos tendrán esas mismas heridas. 

Cómo sanar las heridas emocionales de la infancia 

Debes tener en cuenta que las heridas de la infancia se pueden sanar a cualquier edad, así que nunca se es muy viejo o muy joven para buscar una vida plena. Además, si te has preguntado cuándo debo ir a terapia, algo que se puede realizar siempre que lo creas necesario o conveniente, esta también es una buena razón, pues tendrás una guía profesional a tu disposición. Por otra parte, estos consejos te ayudarán en tu proceso:

  • Reconoce que debes sanar pues es el primer paso para saber qué rumbo quieres darle a tu vida. 
  • El perdón es un gran alivio, pues te libera de las cargas que es tener rencor y no busques culpables. 
  • Busca todo aquello que te molesta, especialmente si se trata de las figuras de autoridad, pues ahí es donde están los traumas. 
  • La actitud positiva es fundamental, ya que será tu motor para hacerle frente a las situaciones adversas.
  • Visualiza la manera en la que actuarías si no tuvieras esas heridas, pues cuando eres consciente de ello puedes empezar a cambiar tu forma de comportarte. 
Foto de personas meditando

¿Qué opinas? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button