Curiosidades del mundo

Abuela se negó a cuidar a sus nietos y ahora viaja por el mundo

Una abuela se negó a cuidar a sus nietos porque tenía como gran meta disfrutar su vida y empezar a viajar por lugares exóticos del mundo.

Hay diferentes formas de gozarse la vida. Muchos desean jubilarse para comprar una casa cerca a la playa e irse a descansar, otros quieren vivir en un lugar rodeados de sus nietos, mientras que una abuela de 101 años busca trabajo y se hace famosa en redes. Pues también hay quienes desean vivir cada amanecer en un lugar del mundo y aprovechar para conocer esos países que algunas veces solo ven en las revistas.

Ese fue justamente el caso de una tierna abuelita quien decidió sacarle el cuerpo a la misión de cuidar a sus nietos y aprovechar para conocer el mundo y hacer nuevos amigos.

View this post on Instagram

A post shared by Josefa Feitosa (@joviajando)

Abuela se negó a cuidar a sus nietos y ahora viaja por todo el mundo

A través de redes sociales se ha viralizado la historia de Josefa Feitosa, una adulta mayor brasileña, quien renunció a quedarse todo el tiempo en casa para ayudar a sus hijos y nueras en la crianza de sus nietos. Ante el pedido por parte de sus hijos para darles una mano en el cuidado de los pequeños, la mujer les dejó claro que su misión no era criar y educar a sus nietos. Por este motivo, se aventuró a convertirse en una abuela viajera.

Una vez terminó todos los trámites de su jubilación, Josefa vendió sus pertenencias, armó la maleta y se fue de casa. Para documentar sus viajes, abrió una cuenta en Instagram llamada @joviajando en la que tiene cerca de 6.500 seguidores y en donde postea fotografías y videos que evidencian su visita a más de 40 países en Europa, Asia y África.

Consultada por medios locales acerca de su decisión, Feitosa confesó que “La abuela no debe criar a los nietos”. También, en algunas de sus publicaciones, defiende su postura diciendo que “Hay mucha vida fuera de esta cajita llamada hogar. Una no se convierte en abuela para cuidar a su nieto”.

La abuela viajera se ha ganado a muchos detractores quienes constantemente le recuerdan que las mujeres que se convierten en abuelas, deberían estar ahí para apoyar a a sus hijos y nietos; por supuesto, Josefa no da crédito a estas opiniones y continúa pasando de lo lindo en sus viajes.

Y tú, ¿apoyas la decisión de esta abuela de no cuidar a sus nietos e irse a conocer el mundo? Danos tu respuesta mediante un comentario y no olvides compartir nuestros contenidos en tus redes sociales.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button