¿Sabes cuáles son todos los tipos de nariz y cuál tienes tú? Te contamos cómo se caracteriza cada una y qué las hace tan diferentes.

El rostro es determinante en la primera impresión que se llevan las personas de nosotros, en especial porque transmite ciertos gestos que relacionamos con el carácter. Otro punto que observamos en esta primera interacción es el nivel de belleza y qué tan atraidos nos sentimos. ¿Qué nos ayuda a decidir esto?, la armonia que encontramos en el conjunto de rasgos faciales: sonrisa, ojos, labios, cejas y nariz.

Los rasgos que hacen a una persona atractiva no son los mismos para todos, algunos admiran las pecas, los hoyuelos en las mejillas o en las caderas, el tipo de barbilla y el tipo de nariz. Sabemos que la belleza es completamente subjetiva y no hay forma errónea de lucir, por eso queremos celebrar esta diversidad y mostrartelos todos.

Tipos de nariz y sus nombres

Cada cuerpo es único y el conjunto de nuetros rasgos particulares es lo que nos da cierto atractivo. Pero, ¿de qué depende el tipo de nariz con el que nacemos? Pues muchos factores entran en consideración durante la formación de nuestro rostro: la forma de los huesos y el cartílago nasal, por ejemplo. Se ha llegado a afirmar que no hay dos narices en el mundo iguales por la cantidad de variables que implica, además es el punto más destacado de la cara.

Tipos de nariz mujer y tipos de nariz hombre

Ahora, muchas veces nos preguntamos si la nariz depende de ser mujer u hombre, la respuesta es no. Lo que en realidad ocurre es que como sociedad le atribuimos rasgos femeninos a las formas más delicadas y suaves, por ejemplo, las narices respingadas y pequeñas; mientras que las formas más bruscas y grandes son atribuidas a lo masculino. Sin embargo, a nivel biológico no hay ninguna diferencia en la formación, estructura, tejidos o funcionalidad de la nariz de los hombres y las mujeres.

Dicho esto, aquí van los tipos de nariz y sus nombres:

Nariz aguileña o nariz romana

La primera característica de la nariz aguileña o romana es una curva ligera que le da un aspecto levemente doblado. Se llama así porque muchas de las antiguas estatuas romanas tienen este tipo de nariz; así mismo, se le relaciona con el peril curvo de las águilas.

Foto de Patrick Dempsey en representación de los tipos de nariz que puedes tener

Nariz respingada o nariz fileña

Como su nombre lo indica, esta nariz tiene una punta ligeramente alzada. Cuando se tiene una nariz respingada natural, este efecto se da porque hay una pequeña depresión en el centro del puente, lo que hace sobresalir la punta. Algunas veces, esta nariz se pide en el quirófano, pero hay que tener cuidado de que no se vea exagerada, de lo contrario puede resultar viéndose como nariz de cerdo.

Foto de Scarlett Johanson de perfil en una alfombra roja

Nariz griega o recta

La nariz griega también se conoce como recta precisamente porque así tiene su puente. No hay jorobas, curvas ni asimetrias notables, por lo que es una de las más apetecidas en Hollywood. Su nombre viene de las estatuas griegas que tenían una nariz sin imperfecciones, también de aquí viene el término “de perfiles griegos”.

Foto de Charlize Theron para mostrar uno de los tipos de nariz que existen

Nariz chata o nariz ñata

Esta se caracteriza por ser de puente delgado y punta plana. También se conoce como “nariz de botón” porque no suele ser muy grande, tiene un tabique nasal corto y fosas nasales armoniosas.

Foto de Lee Yoo

Nariz chata y ancha

En caso de que este tipo de nariz tenga un tabique corto pero sus fosas sean de una prorporción más grande que el resto de rasgos, es una nariz chata y ancha.

Foto de Rihanna para mostrar uno de los tipos de nariz que hay

Nariz torcida o nariz de bruja

Este tipo de nariz es poco común porque presenta problemas funcionales, en los casos más extremos se requiere de intervención quirúrjica para poder respirar sin complicaciones. Por lo general, el tabique inicia de forma recta pero toma una curva y se desvía formando una ligera “S”. Muchas veces también se presentan asimetrias e irregularidades en el cartílago.

Foto de Owen Wilson en una alfombra roja

Nariz ancha

La apariencia ancha de este tipo de nariz se da porque inicia con un tabique delgado y recto que se ensancha paulatinamente a medida que se acerca a la punta.

Foto de Blake Lively

Nariz grande y ancha

Cuando la nariz de una persona es de rasgos bruscos, es decir, grande y ancha, probablemente se trate de una nariz carnosa. Además de iniciar con un tabique mediano o grande, su punta es de forma circular y protuberante. Este exceso de tejido también ensancha las fosas nasales, dando una apariencia llamativa.

Foto de Leah Michelle para mostrar uno de los tipos de nariz anchas

Nariz grande

Como te habrás dado cuenta, tener la nariz grande puede significar muchas cosas. La nariz aguileña o romana es considetada grande debido a la protuberancia o curba del tabique. La nariz torcida es normalmente de gran tamaño y muy notoria. En ocasiones, las fosas anchas también hacen que el tamaño de la nariz sea más llamativo.

Nariz pequeña

Tener una nariz pequeña por lo general significa tener un tabique recto y corto, fosas simétricas y pequeñas. La falta de curvas, jorobas o protuberancias también contribuye a un aspecto más pequeño y delicado.

Foto de una nariz y labios perfectos

¿Cuál es la nariz perfecta?

Aunque tu nariz hace parte de un rostro y debe ser armoniosa con el resto de tus rastros, podemos hablar de una nariz perfecta a nivel estético cuando cuenta con ciertas características. Primero, para que una nariz se vea perfecta de frente debe estar encuadrada en una sola sección del rostro para mantener la proporción.

Ahora, al verla de perfil hay ciertas medidas que son determinantes. El ángulo nasofacial debe estar entre 30º y 35º para que no sobresalga demasiado, el ángulo que forma la nariz con la frente debe estar alrededor de los 120º y la medida del ángulo entre nariz y mentón debe oscilar entre 120º y 130º.

Tipos de nariz y cómo corregirlas

Hay muchas partes de nuestro cuerpo que pueden ser moldeadas y corregidas con ejercicio o tips de belleza. Sin embargo, la nariz no es una de ellas. Si quieres modificar la forma de tu nariz, tendrás que recurrir a un profesional en cirugía plástica para que te brinde las mejores opciones. Aunque siempre se piensa en rinoplastia, hay otras alternativas menos invasivas como relleno con ácido hialurónico.

Recuerda que cada cuerpo es único y tus rasgos son los que te hacen inigualable. ¡Siéntente bella y poderosa siempre!, no olvides compartir esta nota en tus redes sociales.

Comenta cuál tipo de nariz tienes tú.

Comentarios Vibra con Facebook

Share.