Bienestar

Bolita en la axila, ¿qué tan preocupante puede ser?

Puede que tengas inquietudes por haber encontrado una bolita en la axila, así que te revelamos la gravedad que pueda revestir para tu salud.

Hay partes del cuerpo a los que por lo general no se les presta demasiada atención hasta que notamos alguna irregularidad. Es por ello que muchas personas terminan preguntando por qué se hinchan los párpados superiores, algo que puede suceder por una alergia o infección a las que les debe poner especial cuidado, aunque también ocurre por la falta de descanso. 

Lo mismo ocurre cuando notas que hay granos en las axilas, que generalmente son producto de la depilación, pero debes prestar atención para descartar que sea por bacterias u obstrucción de los poros a raíz de los aceites naturales. Asimismo, hay quienes han llegado a notar una pequeña bolita en la axila, la cual puede tener diferentes causas. 

Por qué tengo una bolita en la axila

La aparición de cualquier tipo de protuberancias en la piel suele ser causa de preocupación y si es en las axilas no es la excepción. Pero debes mantener la calma, ya que en la mayoría de los casos no reviste ningún tipo de peligro. Hay diferentes causas las cuales te presentamos a continuación. 

Bulto en la axila sin dolor 

En caso de notar un bulto en la axila pero no presenta dolor al tacto, puede tratarse de un quiste sebáceo, el cual se debe a la inflamación de un folículo piloso o un traumatismo cutáneo. De ser así se forma una bolsa de queratina, una proteína muy presente en la parte superficial de la piel. 

Tengo una bolita en la axila y me duele

La causa más recurrente de estos problemas, que presentan dolor, es la forunculosis. Esto sucede cuando alguna de las glándulas sudoríparas se ve obstruida, impidiendo la salida del sudor y la acumulación de pus. Eso hace que se dé el escenario perfecto para el crecimiento de bacterias y la salida de un bulto. 

Foto de una mujer tapando su axila

Grano en la axila que duele 

Se puede dar por algún tipo de alergia, ya sea a alguna crema, desodorante, la tela de la ropa o por la depilación. También se puede tratar de un vello encarnado el que cause la molestia. Generalmente está acompañado de enrojecimiento y picazón. En esos casos es importante reconocer cuál es el factor desencadenante para buscar alternativas o descontinuar su uso. 

Ganglios de la axila inflamados 

En este caso es necesario consultar al médico, ya que los ganglios hacen parte del sistema inmunológico, por lo que la inflamación podría indicar que se están produciendo más células de defensa. De ser así, podría ser signo de enfermedades como lupus, diabetes, artritis reumatoide, dermatomiositis, sarcoidosis o cáncer. Pero también puede ser por problemas sencillos como un vello enterrado o foliculitis, así que un profesional te dará un diagnóstico detallado. 

Nódulos axilares dolorosos

Estos pueden ser causados por alguna de las condiciones mencionadas anteriormente. Aunque también se asocia con el cáncer de mama, el cual se presenta mayormente en las mujeres, pero también afecta a los hombres. En la primera etapa no se suelen ver signos, pero con el paso del tiempo pueden presentarse nódulos axilares dolorosos, acompañados de enrojecimiento y con tendencia a presentar los síntomas hacia el brazo. Ante cualquier sospecha es fundamental que se consulte al médico para una respuesta oportuna. 

Bolitas en las axilas, ¿cómo quitarlas?

Lo más recomendable es consultar con un médico para descartar que la protuberancia sea cancerígena, ya que en ese caso se deberá tratar con quimioterapias, radioterapias y/o cirugías. En el resto de casos debería ser suficiente con un antibiótico de venta libre y que consigues en cualquier farmacia. Otros tratamientos son: 

  • Baño con blanqueador
  • Terapia biológica
  • Geles antisépticos
  • Vendaje de heridas
  • Terapia antiacné
  • Mejora del estilo de vida

Cómo desinflamar los ganglios de las axilas

En caso de haber detectado que tus ganglios están inflamados, con una compresa de agua tibia tendría que ser suficiente para notar la mejoría. Para hacerlo es suficiente una toallita humedecida en agua caliente y escurrida. También te servirá el reposo, ya que descansar ayuda con cualquier enfermedad no diagnosticada y sobre todo no expongas esa parte del cuerpo a actividad física exigente. 

Foto de unas pastillas

¿Qué opinas? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button