Cuidados del césped: los mejores tips para mantenerlo | Vibra
Bienestar

Cuidados del césped: los mejores tips para mantenerlo

Los cuidados del césped son necesarios e importantes para que tu jardín luzca precioso siempre. Factores como la calidad de riego y la poda, podrían determinar su resistencia y durabilidad.

Hay una cosa que todos admiramos: un jardín bien cuidado. Es sorprendente, pero estos espacios influyen en el estado de ánimo y son el refugio para tener un momento de paz o incluso para realizar una rutina deportiva.

El césped natural requiere de todo tu cariño, ya que este es el lugar perfecto para hospedar algunas plantas y/o árboles que desees sembrar y de paso contribuirás a que todos sepan cómo cuidar el suelo. Te vamos a mostrar los tips más fáciles para que tengas un jardín con un césped envidiable en cualquier época del año:

Cuidados del césped natural

Es importante que sepas que este tipo de césped requiere cuidados que, si los sigues al pie de la letra, hasta el mismo James Rodríguez te daría el visto bueno para jugar un partidito allí. Ten mente que el riego al menos 3 veces a la semana es fundamental, también que una poda con limpiezas profundas del suelo al menos cada semana y hasta que la fumigación para acabar con insectos y hongos invasores, son esenciales para su conservación.

La elección del tipo de césped también es vital. Para ello deberías tener en cuenta qué tipo de temperatura predomina en el lugar donde quieres ubicarlo, el suelo en el que lo mantendrás (si es lodoso o seco) y hasta el uso que le vas a dar, porque el pisado puede generar que se queme o pierda su color verde intenso.

Foto del pasto que ilustra los cuidados del césped

Cuidados del césped artificial

Aunque ya te hemos contado en detalle los cuidados del césped artificial, es bueno recordar que de su correcta limpieza depende en gran parte que dure más tiempo. Un cepillado periódico, su riego al menos una o dos veces por mes para eliminar baterías y hongos y el uso permanente de perfume higienizador para evitar malos olores o la proliferación de bichos, son esenciales para mantenerlo correctamente.

Foto de pasto artificial que revela los cuidados del césped

Cuidados del césped mes a mes

Es lógico, pero no es lo mismo cuidar un césped natural en épocas de temperaturas cálidas como en momentos de frío intenso. Las condiciones ideales para cuidar el césped mes a mes tienen que ver más con la planeación, que con solucionar sobre la marcha. Por ningún motivo permitas que tu césped crezca demasiado ni se te ocurra hacer siembras o resiembras en él sin darle un regado y abonado constante. En tiempos de calor extremo hidrátalo todos los días y evita que sea pisado en exceso.

Foto de un perrito jugando con una manguera de agua

Cuidados del césped en invierno

Esta podría ser la temporada del año en la que más sufre el césped natural. Para evitar daños y/o quemaduras, lo mejor sería empezar a anticiparse una vez el clima empiece a tornarse más frío, para esto puedes tomar acciones preventivas como:

  • Limpiar la superficie con un rastrillo para liberarlo de hojas secas o basura, ya que estos elementos pueden generarle bacterias.
  • Cortarlo poco. Déjale al menos unos 4 o 5 cms de altura para que posibles heladas no lo quemen.
  • Tener precaución con el riego ya que las partículas de agua generadas por las bajas temperaturas serán suficientes para su hidratación. En caso de que veas el césped reseco, riégalo una vez a la semana en horas del mediodía.
Foto de pasto mojado que ilustra los cuidados del césped
¿Cuál es la mejor forma de regar el césped?

Debes saber que el momento indicado para hacerlo es temprano en la mañana, para evitar que el agua se evapore rápidamente y no pueda llegar al subsuelo. Por ningún motivo se recomienda hacerlo a mediodía, pues el calor hará que no drene y solo la capa superior puede hidratarse. Intenta hacer un regado profundo y regular, usando aspersores o una manguera que alcance buena potencia y distancia, por al menos 15 minutos. Para saber si tu césped está bien hidratado basta con hundir un palito de madera. Si lo hace fácilmente es que ha quedado muy húmedo, si presenta algo de dificultad, ha quedado muy seco, mientras que, si no presenta ninguna resistencia, es que ha quedado en perfectas condiciones.

Foto de una pradera al amanecer

Comparte esta información en todas las redes sociales con la comunidad Vibra.

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button