Curiosidades del mundo

¿Cómo hacer un robot con material reciclado?

Te mostramos paso a paso cómo hacer un robot con material reciclado, una actividad ideal para realizar con los más pequeños de la casa.

Aunque no es tan fácil y rápido como hacer un avión de papel (el cual puedes elaborar en menos de 15 segundos y con tus propias manos), fabricar juguetes para tus hijos desde ceros puede ser una gran aventura para ambos, además de ser una buena forma de pasar tiempo de calidad juntos.

Te mostramos cómo hacer un robot con material reciclado con movimiento

El proceso de fabricar un juguete desde ceros y con materiales provenientes del reciclaje es una actividad muy divertida para toda la familia y por eso te compartimos el paso a paso.

Materiales

  • 1 lata de atún reciclada
  • Otra lata reciclada grande y gruesa del mismo diámetro que la de atún, pero más larga
  • Varias tapas metálicas de gaseosa o cerveza
  • Algunas tapas de caña larga (como las de licores, por ejemplo)
  • Silicona
  • 2 tornillos medianos con sus arandelas
  • Un tornillo pequeño
  • 2 anillas de lata de cerveza o gaseosa
  • Alambre dulce de calibre medio

Implementos necesarios

  • Taladro
  • Alicates
  • Pistola para silicona
  • Destornillador de estrella
  • Bisturí

Tiempo necesario

60 minutos

Costo estimado

$10000 (COP)

Procedimiento

1. Hacer la cara del robot

Primero, con el taladro abre dos orificios paralelos en la lata de atún reciclada y luego inserta en ellos los dos tornillos medianos, sin olvidar ponerles sus respectivas arandelas. Si la lata tiene lengueta, ábrela y esa será la boca. Si no, puedes hacerla dejando abierto un hueco en medio de los ojos, pero más abajo.

Foto de una lata a la que le están poniendo unos tornillos

2. Fijar la cabeza al cuerpo

En segundo lugar, en la parte superior de la lata grande, a un costado, haz un agujero. Haz uno igual en la lata de atún pero en el borde interior. Pon la lata de atún inclinada sobre la grande y fija la cabeza del robot sobre el cuerpo con ayuda del tornillo pequeño.

Foto de dos latas a la que le están poniendo uno tornillo

3. Agujerear las tapas

Con ayuda de una broca delgada, abre un hueco en toda la mitad de cada una de las tapas, tanto de gaseosa como las de caña larga.

Foto de una tapa de gaseosa a la que le abren un agujero con taladro

4. Armar los brazos

Abre dos agujeros paralelos en los costados de la lata grande, teniendo en cuenta que queden a los lados de la cabeza. Pasa por entre ellos un trozo largo de alambre. Inserta suficientes latas como para que queden formados los brazos. Asegura las tapas dejando una perpendicular, asegurándola con ayuda de un alicate.

Foto para ilustrar cómo hacer un robot con material reciclado

5. Armar las piernas

Seguidamente, haz un par de agujeros en la parte frontal inferior de la lata grande para las piernas, de tal forma que con el taladro también hagas un hueco gemelo en la base de la lata. Pasa un trozo largo de alambre por cada uno de ellos. Despues de asegurarlo sacándolo por el agujero gemelo, inserta las tapas; deja para el final las de caña larga.

Foto de una lata con la que están fabricando un robot

6. Pegar las orejas

Por último, pega con silicona caliente las anillas de lata de cerveza o gaseosa a cada uno de los lados de la cabeza a manera de orejas. ¡Y listo! Podrás mover los brazos y las piernas de tu robot para acomodarlo en diversas posiciones.

Foto para ilustrar el resultado de cómo hacer un robot con material reciclado

¿Cómo hacer un robot fácil para niños?

Para este proyecto, te damos dos opciones: botellas o cartón, ambos de reciclaje. Debes tener en cuenta que, aunque son muy fáciles de hacer, debes armarlo en conjunto con tu niños, pues en algunos pasos tal vez necesites utilizar herramientas cortopunzantes o calientes.

Haz un robot reciclado de botellas

Para este juguete necesitas una botella de gaseosa de dos litros para el tronco, tapas plásticas para los brazos y las rodillas, tapas plásticas planas (de las de botellón de agua) para los hombros y los pies, cuellos de botella para las piernas y una tapa de frasco de jabón líquido para la cabeza.

Con ayuda de un cautil, abre un hueco a cada lado de las tapas de gaseosa y uno en el centro de las tapas grandes. Pega con silicona las extremidades al cuerpo del robot y con ayuda de la aguja, pasa nailon por entre las tapas para articular las extremidades desde la parte superior del tronco. Haz lo mismo con la cabeza, ¡y listo!

Aprende cómo hacer un robot de cartón

Para el tronco utiliza una caja de cereales, los brazos y las piernes puedes hacerlos con los tubos de cartón de los rollos de papel higiénico y/o de papel de cocina. La cabeza puede ser una caja más pequeña. Puedes pintar las partes con témperas plateadas o envolverlas en cinta de dicho color.

Une las partes unas a otras con ayuda de tornillos, así podrás moverlos; las partes que requieran quedarse fijas como los pies (que puedes hacer con cajetillas de chicles u otras planas) puedes pegarlas con silicona.

Finalmente, si eres de las que le ha cogido el gusto a fabricar sus propias cosas reutilizando materiales que ya no se usan, te contamos cómo hacer una lámpara casera con material reciclable como una lata de cerveza; es tan fácil que la puedes hacer en tan solo dos pasos.

¿Cuál te gustó más? Escribe lo que piensas en los comentarios de esta nota. ¡Y compártela en tus redes sociales!

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button