Curiosidades del mundo

¿Cómo tener memoria fotográfica? ¿Se puede adquirir?

No son pocas las personas que quieren saber cómo tener memoria fotográfica, ya que eso facilitaría mucho la vida, pero no es tan sencillo.

La memoria es algo sumamente importante para el desarrollo de las actividades diarias y su estado repercute positiva o negativamente. Así que cualquier herramienta que pueda mejorarla es bienvenida, como lo pueden ser las frecuencias solfeggio que se trata de algunos tonos que resuenan en armonía con las resonancias electromagnéticas presentes en la Tierra y la ionósfera. 

También te puedes apoyar con herramientas de escritura y si no sabes qué es journaling, te gustará saber que se trata de una libreta donde escribes todo lo sientes, ayudando a la salud mental, el autoconocimiento y la creatividad. Con ello también evitas depender solo de la memoria y más si no cuentas con la fotográfica, de la cual te contaremos en esta nota.  

Qué es la memoria fotográfica 

Este tipo de memoria es considerada como la capacidad de las personas para recordar una escena con gran precisión, luego de haberla visto tanto solo una vez. Una característica especial es que dichos recuerdos suelen perdurar durante un largo tiempo, por lo que alguien cercano a ti recuerda cosas que tu ya habías olvidado o viceversa. 

Pero hay un problema y es que aún no se ha demostrado que realmente exista ese tipo de memoria. La razón es sencilla, pues en vez de funcionar como una cámara de video o de fotografías, la memoria funciona como una biblioteca, donde se guardan todos los recuerdos, pero dejando de una forma más general, dejando los detalles de lado. 

¿Memoria eidética o memoria fotográfica?

La memoria eidética suele confundirse con la fotografía, ya que es lo más parecido, aunque funciona diferente. Quienes aseguran tenerla son capaces de tener una imagen mental de aquello que acaban de ver, pero los detalles duran poco tiempo. Además, cuando describen dicha “imagen mental” mueven los ojos como si la estuvieran escaneando, dando detalles considerablemente precisos. 

Según la BBC, un porcentaje de entre el 2% y el 10% de los niños llegan a experimentar este tipo de memoria, pero con el tiempo se desvanece. Alrededor de los 6 años es cuando las cosas cambian, ya que se empieza a adoptar otros métodos más eficientes para procesar información y desarrollar la memoria. 

Foto de una mujer con las manos en la cabeza y los ojos cerrados

Cómo saber si tengo memoria fotográfica 

Como te diste cuenta, la memoria fotográfica no es algo que aún se considere como uno de los tipos de memoria. Pero sí puedes saber si tienes la eidética y qué tan desarrollada, ya que hay un método bastante sencillo. Solo consiste en poner una imagen de algo o alguien completamente desconocido durante 30 segundos. Luego de ese tiempo se quita, ya que este tipo de personas afirma que son capaces de ver mentalmente la escena. 

Cuando haya pasado el medio minuto escribe todos los detalles que recuerdas, hasta el más mínimo y lo más exacto que puedas. Luego compara aquello que escribiste con lo que hay en la imagen. Para hacerlo de forma más imparcial, pide a alguien te ponga la escena, la quite y te haga las preguntas, ya que con ello podrás determinar qué tanto recuerdas realmente. 

Cómo mejorar memoria fotográfica 

Hay un par de ejercicios que te podrán servir para entrenar la memoria, aunque hacen falta estudios acerca de la posibilidad de mejorar específicamente la memoria eidética. Lo que sí es cierto, es que realizar esto beneficia a la memoria en general y la mantiene activa para almacenar la información diaria. 

  • Al igual que en la prueba anterior, usa imágenes con muchos detalles y luego de medio minuto escribe todos los detalles. Con el tiempo tendrás la habilidad de captar más cosas de cada escena que ves. 
  • Siéntate en una habitación o en tu lugar de trabajo y observa cada elemento que tienes durante un minuto. Cierra los ojos y visualiza mentalmente lo que recuerdas, intentando poner cada cosa exactamente donde lo viste. 
  • Cuando vayas en transporte público o a un lugar nuevo intenta prestar atención a tantos detalles como puedas. Luego escribe cada cosa recuerdes, puede ser al llegar a tu casa o en el mismo lugar si llevas una libreta contigo, pero sin hacer trampa. 
Foto de una mano escribiendo en un cuaderno

¿Crees que tienes memoria fotográfica? Deja tu respuesta en los comentarios de esta nota y, ¡no olvides compartirla en tus redes sociales!

Vibra también con…

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button